Conmovedores testimonios de familias de la Florida Central sobre las fallas del sistema de salud

Conmovedores testimonios de familias de la Florida Central sobre las fallas del sistema de salud
Vanessa Torres narró en una reunión en Kissimmee que gran parte de lo que gana se va para pagar su seguro medico y aún así no puede afrontar el costo de deducibles y especialistas. (Cecilia Figueroa / La Prensa)
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

Vanessa Torres es madre soltera y vive limitadamente, de lo que gana paga alrededor del 15% en seguro médico y tuvo que dejar de realizarse una colonoscopia al no tener $300 para pagar su deducible.

“Como ven gran parte de lo que gano se me va en el seguro médico, esto implica pagar 40 dólares para ir al doctor, prefiero ir a la farmacia y comprar una pastilla de 99 centavos para aliviar el dolor del momento”, dijo esta líder de la Unión de trabajadores de Disney Local 737, durante el primer ‘Encuentro por la salud para todos’, en Kissimmee.

Otros testimonios como los de Torres calaron en el corazón de los asistentes al Centro Cristiano Pan de Vida, en Kissimmee, donde muchos compartieron sus experiencias y coincidieron en que hay que hacer algo para que en Florida y en la nación se pueda contar con un sistema de salud para todos.

“La salud es un derecho, no un privilegio”, fue el común denominador de este evento organizado por Hispanic Federation de Florida y que contó con la participación del congresista de Florida Darren Soto, el senador estatal Víctor Torres Jr., el director de la campaña ‘Medicare for All’ José La Luz, Socorro Ramos Avilés de Iniciativa Acción Puertorriqueña y Jean Ross, presidenta de la Unión Nacional de Enfermeras, entre otras personalidades.

“Aquí en esta nación mueren 30,000 personas al día por falta de un plan médico adecuado para cubrir sus necesidades físicas, sabemos que es el país [desarrollado] que tiene más alta incidencia de problemas de corazón, obviamente de cáncer, mortalidad de mujeres embarazadas. Entre los hispanos, la incidencia de diabetes es alta, es inaceptable que en un país tan poderoso suceda esto, no podemos seguir aceptándolo. Esto es algo bien serio para todas las comunidades, es un asunto humano, no hay excusas”, dijo Betsy Franceschini, de Hispanic Federation.

La puertorriqueña Sandra Rivera no califica para Medicare ni Medicaid, es sobreviviente de cáncer, padece de diabetes, presión alta y colesterol alto. La última vez que visitó al oncólogo fue en octubre pasado, antes de llegar a Florida tras el huracán María.

“Se supone que debía verlo cada dos semanas o al mes, pues lo mío es darle seguimiento, pero no he podido aquí”, dijo Rivera y añadió que ha acudido a clínicas de salud de bajo costo donde ha pagado $10 por consulta, pero no puede ir un especialista ni cuenta con la insulina para su tratamiento para la diabetes.

Actualmente 2.5 millones de floridianos no tienen cobertura médica y unos 800,000 no tienen un seguro médico adecuado porque irónicamente ganan mucho para calificar para Medicaid. Y muchos con coberturas básicas, integrantes de familias trabajadoras que ganan un sueldo básico no pueden con los altos costos de los servicios médicos.

Es el caso de Eve Meikle, enfermera de profesión con cinco miembros en su familia, que cuenta con seguro médico pero no puede afrontar los altos costos de los especialistas. Debe llevar a su hija por un problema en la columna vertebral y pese a que ella misma debe ir a un doctor prefiere llevar a su hija al especialista: “no tiene sentido para mí, mi esposo y yo somos profesionales, trabajamos duro, no nos vamos de vacaciones y no nos alcanza para ir a un especialista que hay que pagar el mismo día”.

El congresista Soto, coauspiciador del proyecto de ley H.R. 676 ‘Medicare for All’, exhortó a los asistentes a no perder las esperanzas y dijo que se necesita una mayoría en el Congreso para continuar luchando por este proyecto. ”Vamos a continuar luchando, ésta es nuestra lucha”, dijo.

Esta iniciativa propone que los servicios de Medicare se proporcione a todas las personas que residen en Estados Unidos y sus territorios con atención médica gratuita e integral.