Gobierno Trump considera campos de refugio para alojar a menores inmigrantes

El gobierno Trump busca que hacer con la gran cantidad de menores inmigrantes en su poder
Gobierno Trump considera campos de refugio para alojar a menores inmigrantes
Ciudades de refugio dentro de bases militares sería la solución del gobierno
Foto: John Moore / Getty Images

En medio de la polémica que ha desatado la inhumana práctica de la administración Trump de separar a menores inmigrantes de sus padres una vez llegan a la frontera, se comienzan a barajar las opciones dentro del gobierno sobre que hacer con los menores.

Según reporta McClatchy la administración de Donald Trump está considerando la construcción de ciudades de carpas en una base militar en Texas para albergar a niños migrantes no acompañados que se encuentran actualmente detenidos.

En las próximas semanas funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) visitarán Fort Bliss, la base militar cerca de El Paso, Texas, para observar el terreno donde están considerando construir una ciudad de carpas que albergará entre 1,000 y 5,000 niños dijeron funcionarios con conocimiento del plan en entrevisa con McClatchy.

La Base Aérea Dyess en Abilene, Texas, la Base Aérea Goodfellow en San Angelo, Texas y la Base Aérea Little Rock en Arkansas también están siendo consideradas por los oficiales como refugios temporales destaca el reporte.

El número de niños migrantes sin padres en manos del gobierno federal ha crecido en un 20% desde que la administración Trump comenzó a aplicar estrictamente una política que separa a los padres y niños migrantes que son detenidos por las autoridades.

Según el informe, más de 10,000 niños migrantes están actualmente retenidos en refugios del gobierno, colocando los refugios al 95% de su capacidad.

Por su parte el fiscal general, Jeff Sessions, dijo que la política de separación familiar es una forma efectiva de disuadir a los inmigrantes de ingresar ilegalmente al país.

Los niños no acompañados que son atrapados cruzando la frontera ilegalmente son entregados al Departamento de Salud y Servicios Humanos para ser ubicados en hogares de crianza o instalaciones apropiadas.

El gobierno de Obama también utilizó albergues en bases militares para alojar a menores no acompañados luego del aumento de migrantes en Centroamérica en 2014.