Orlando conmocionada por el asesinato de cuatro niños en el segundo aniversario de Pulse

Orlando conmocionada por el asesinato de cuatro niños en el segundo aniversario de Pulse
El complejo de viviendas fue evacuado después de que la novia del hombre que retiene a los niños lograse salir del apartamento casi a medianoche del domingo y denunciara a la policía que su novio la agredió y se quedó en el interior de la vivienda con cuatro niños, de 1 a 12 años de edad. EFE

La ciudad de Orlando, que conmemoró el 12 de junio el segundo aniversario de la matanza perpetrada en la discoteca Pulse por un hombre que juró lealtad al Estado Islámico, está conmocionada por un caso de violencia doméstica que terminó con la muerte de cuatro niños y del hombre que los tomó como rehenes.

Los cuatro niños fueron encontrados muertos la noche del pasado lunes en el apartamento donde Gary Wayne Lindsey Jr. de 35 años, se atrincheró cerca de la medianoche del domingo, tras haber herido a uno de los policías que habían respondido a un llamado de emergencias por violencia doméstica.

Gary Wayne Lindsey Jr., quien tenía antecedentes penales por incendio premeditado y violencia doméstica, también fue encontrado muerto, según dijo John Mina, jefe de la Policía de Orlando.

“Hemos trabajado duro para que esta situación terminase pacíficamente. Desafortunadamente, ha tenido un final trágico y triste”, dijo Mina.

El incidente duró cerca de 21 horas y ahora los médicos forenses y la policía se disponen a investigar los hechos en un día en el que Orlando, la ciudad del centro de Florida mundialmente conocida por sus parques temáticos, conmemoraba el segundo aniversario del asesinato de 49 personas en el Pulse.

Mina pidió a la gente que siga orando por el agente Kevin Valencia, quien sufrió heridas de “mucha importancia” al ser disparado por el hombre que se atrincheró con los niños. Valencia permanece en estado crítico en el Centro Médico Regional de la ciudad, donde fue operado de un disparo en el rostro.

El complejo de viviendas donde se produjo el suceso fue evacuado después de que la novia de Lindsey Jr. lograse salir del apartamento casi a medianoche del domingo y denunciara a la policía que su novio la había agredido y se había quedado en el interior de la vivienda con los cuatro niños, dos de ellos hijos de ella y dos de él.

Cuando los policías llegaron cerca de la medianoche al complejo de apartamentos, Lindsay Jr. abrió fuego e hirió de gravedad a Valencia.

Desde el apartamento, situado cerca del parque Universal, el hombre se comunicó al menos en cinco ocasiones con los agentes que negociaban su entrega pacífica.

“Nos damos cuenta que este ha sido un día muy difícil para toda la comunidad y los familiares de las personas envueltas y pedimos que sigan orando”, dijo por su parte el alguacil del Condado Orange, Jerry Demings.

Sesenta alguaciles de Orange, incluyendo un equipo de fuerzas especiales SWAT, llegaron el lunes al lugar del atrincheramiento para sustituir a los agentes de tácticas especiales de Orlando, que requerían de un descanso, dijo Demings.

Lindsey Jr. contaba con un largo historial criminal y había ingresado en la cárcel del Condado de Volusia, Florida, varias veces desde 2004 por diversos hechos delictivos.

Mina explicó que la Policía estuvo en contacto “directo e indirecto” con Lindsey a lo largo del día para negociar su entrega.

Sin embargo, poco antes de las 9 pm del lunes, un agente se percató del cuerpo sin vida de uno de los niños dentro del apartamento, por lo que las autoridades decidieron iniciar un operativo de rescate del resto. Cuando entraron, según explicó Mina, hallaron muertos a los niños y también a Lindsey, de un aparente suicidio.