¡Auxilio! ¡Mi hijo ingirió algo y no sé qué fue! ¿Qué hago?

¡Auxilio! ¡Mi hijo ingirió algo y no sé qué fue! ¿Qué hago?

No solo las enfermedades causadas por virus, bacterias o problemas de inmunidad son las causas por las que nuestros niños se enferman hasta el punto de ser internados en cuidados intensivos.

Uno de los problemas más comunes que me encuentro en cuidados intensivos son los niños que han ingerido accidentalmente una medicina o un líquido que estaba en el lugar equivocado o que han sido expuestos a substancias muy tóxicas o peligrosas.

Los niños desde que comienzan a gatear tienen el reflejo de tocar todo lo que se le encuentra de frente y cogen todo lo que encuentran y se lo ponen en la boca. Este es un método que utilizan los niños para estudiar lo nuevo que han encontrado.

Nosotros como padres debemos de tener muy en cuenta dónde colocamos todas las cosas que pueden causar peligros para nuestros niños.

Cuáles productos en el hogar pueden causar problemas de salud si son ingeridos

1) Los líquidos tóxicos como son:

  • Los detergentes
  • Los jabones líquidos
  • El cloro
  • El amoníaco
  • Cualquier líquido de limpieza

2) Los medicamentos

3) Otros: El alcanfor etc.

Como prevención:

  • Estos tipos de líquidos deben de mantenerse en lugares altos donde los niños no pueden alcanzarlos o en lugares bajo llave.
  • Los enchufes deben de estar bloqueados para que los niños no puedan introducir los dedos.
  • Los medicamentos deben de estar en envases que tengan seguridad al cerrar y sean difíciles de abrir.
  • No poner los líquidos tóxicos en envases que pueden confundirse como envases alimenticios.
  • Si quieren utilizar alcanfor usarlo lejos de los niños en lugares altos pues el humo que despide puede causar convulsiones.

Qué hacer en caso de que nuestro niño ingiera una substancia tóxica o un medicamento equivocado:

  • Lo primero que debe de hacer es llamar al 911.
  • No provocarle el vómito.
  • No introducir los dedos en la boca de su niño al menos que usted vea el objeto claro en la boca y está claramente accesible.
  • Llevar con usted el resto de la substancia o envase con el resto el medicamento para dárselo a los médicos.
  • No puedo dejar de reiterar lo importante que es llamar al 911 cuando su niño se encuentra en cualquier clase de peligro y sumamente importante cuando se trata de ingestión de algún toxico.
  • Debemos ayudarlo a mantener las vías áreas abiertas en lo que llega ayuda profesional a su casa y la manera más eficiente es a través de la ayuda que el personal de 911 le puede proporcionar.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx