En una concurrida elección se espera una participación hispana masiva en orlando

En una concurrida elección se espera una participación hispana masiva en orlando
Johanna López, candidata a la Junta Escolar del Condado de Orange, y seguidores. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

El día llegó y la suerte está echada. Incluso para muchos candidatos hispanos la esperanza está en que los latinos salgan a votar en masa. Las elecciones generales de medio término presidencial ya están aquí y los candidatos hacen el último esfuerzo por convencer a los votantes a que los favorezcan y Florida es un estado clave en las elecciones nacionales. Al ser un estado tan cambiante cabe la oportunidad de que alguno de los partidos capture el favor de este grupo que por lo regular no vota, pero que este año tiene un motivo especial.

“Nos sentimos maltratados. Este presidente actuó mal con Puerto Rico. Todavía tenemos varias personas sin casa en la Isla y el bregó mal para resolver lo de las muertes en la isla”, dijo Delia Báez, puertorriqueña de 47 años que vive en Orlando.

Después de que el huracán María golpeó a Puerto Rico el 20 de septiembre de 2017, lo que llevó a una cifra oficial de muertes de 2,975, miles de residentes se mudaron a Estados Unidos continental, en particular al centro de Florida, que les ofreció clima cálido y empleos en una comunidad puertorriqueña que ya estaba establecida.

Aunque este segmento de la población es un bloque atractivo para los partidos, como ciudadanos americanos de nacimiento pueden votar desde que llegan al continente, también latinos de otros orígenes están en la mira de los partidos.

Juan Sierra vive en Orlando, es original de Colombia. Para él es importante votar porque “siempre he votado, pero ahora más que nunca porque las políticas que se están presentando se necesitan cambiar y el voto es la única forma de hacerlo. Tenemos el poder en las manos y si no votamos, otros deciden por nosotros. Entonces tenemos que decidir por nosotros mismos para tener el poder en todas las organizaciones y lugares de la administración. Si uno se queja, votar es otra forma de quejarse”, dijo y agregó que él vota desde el momento que se hizo ciudadano.

Pronto se sabrá si las organizaciones cumplieron con el cometido de concientizar el voto hispano. Aunque la inscripción de votantes aumento de acuerdo con Mi Familia Vota, que registró 30,000 nuevos votantes desde abril. De ellos, el 51 por ciento son de ascendencia puertorriqueña en comparación con el 27 por ciento que formaron parte de los 33,000 que el grupo registró en 2016.

“Hay dos formas de medir si el mensaje llegó a los electores. Primero la gente que apoya al republicano Rick Scott está reaccionando mal a la información que nosotros estamos compartiendo con la gente. Eso me demuestra que nuestro mensaje está teniendo resultados. El hecho que vengan políticos completamente desprestigiados en Puerto Rico a apoyar a Scott demuestra la desesperación del Partido Republicano de Florida sobre los efectiva que ha sido nuestra información”, dijo Jimmy Torres Vélez, presidente de Boricua Vota y quien ha recibido una campaña de ataques por la radio hispana diciendo que es un grupo socialista.

Por su parte el candidato a Alguacil del Condado de Orange, Joe López, de origen cubano, le apuesta a que los hispanos salgan a votar. El ha caminado todo el condado ganando el apoyo de todos los sectores como los afroamericanos y de Keavin Beary, quien fuera alguacil de ese condado por 16 años y que fue muy respetado por la comunidad hispana porque era muy inclusivo.

Pero hay una situación en desventaja. López compite como candidato sin afiliación partidaria y la se avisora una ola demócrata en el condado y el estado.

Joe López, candidato hispano alguacil del Condado de Orange, con simpatizantes. (Roxana de la Riva / La Prensa)

“La gente está activada, quiere cambio. Y estoy muy positivo porque estamos trabajando fuerte hasta que se meta el sol. Hemos escuchando a la comunidad que están cansados de esta política y quieren un cambio. Creo que el mensaje llegó a los votantes y sentimos que conectamos con la comunidad”, dijo el candidato que de ganar sería el primer hispano en convertirse en alguacil del Condado de Orange.

Por su parte, el exalguacil Beary dijo que la población hispana necesita ser protegida y que él instaló personal bilingüe en el centro del 911. También contrató hispanos calificados como agentes del alguacil.  “Yo apoyo a Joe López porque necesitamos traer de vuelta a la policía comunitaria, necesitamos traer programas para los niños para sacarlos de los problemas. Debemos sacar a la gente mala de las calles pero al mismo tiempo debes estar cerca de la comunidad. Si tú quieres ser un buen policía debes tener dos semillas: sentido común y compasión”, dijo el expolicía.

Maribel Cordero, candidata al Distrito 4 del Condado de Orange, siente un poco de nervios pero está confiada en que el trabajo que ha hecho tocando y visitando las casas de los electores rinda sus frutos.

“Estoy confiada pero con la ayuda de Dios y los votantes espero que me den el triunfo. Si me trajeron hasta aquí, espero que me ayuden a ganar”, aseguró la puertorriqueña.

“En estas elecciones nos hemos dado cuenta del interés que tiene la comunidad hispana de decir: ‘estamos aquí y vamos a votar’. Es que ya estamos cansados de los insultos que este presidente. Nos está vendiendo como criminales, que no servimos”, dijo Maritza Sanz, ciudadana de origen puertorriqueño que salió ondeando pancartas de sus candidatos predilectos, muchos de ellos latinos, y del candidato a gobernador de Florida, Andrew Gillum. “Aquí en Florida tenemos tanta gente sin planes médicos, simplemente porque la política de nuestro gobernador decidió no aceptar esos fondos federales, por eso estamos aquí despertando a la comunidad”.

Carlos Guzmán, un puertorriqueño que salió a apoyar a sus candidatos dijo que con el dinero que se ha invertido y el esfuerzo que se ha hecho para incentivar el voto “más vale que salgan a votar. Yo creo que el trabajo se ha hecho. La conciencia no se ha despertado en los hispanos porque primero hay que invertir con dinero y otro es con la persuasión y la educación. Pero la manera como están construidos los dos partidos de solo hacen campaña seis meses antes, pero esto es una educación continua y a ninguno de los partidos le interesa educar a la gente”.

Al parecer todo el esfuerzo de concientizar a los votantes está dando resultados. Los números de votantes están sobrepasando a los registrados en 2014. Y a medida que se abrían las urnas en todo el estado, Florida se encaminaba hacia un récord histórico de votos emitidos en una elección de mitad de período. Por ejemplo en Florida Cetnral, según las cifras del Supervisor de Elecciones del Condado de Orange, un 47 por ciento de los votantes había emitido su sufragio contra un 44 por ciento de 2014. Además en Florida los demócratas amanecieron con una ligera ventaja.

“Yo creo estoy viendo muchos hispanos votando”, comentó Dany Nieves, después de salir del precinto electoral localizado en Curry Ford Rd. y Goldenrod Rd. “Es importante para mi votar porque el presidente de ahora no sirve, hace amenazas y noto que él miente. La primera vez que voté ganó mi candidato y ahora espero ganar otra vez”.