Hispanos de la Florida Central pintan la región de azul en un estado rojo

Hispanos de la Florida Central pintan la región de azul en un estado rojo
Johanna López fue electa a la Junta Escolar del Condado Orange.
Foto: Cortesía

Nuevamente la Florida Central se define como una región azul en un estado ligeramente rojo. Según analistas, los resultados electorales muestran que mientras en los condados de Orange, Osceola, y Seminole los demócratas ganaron las elecciones, en condados más rurales y con mayor población blanca el Partido Republicano adquiere una pequeña ventaja.

Por ejemplo, Bill Nelson, el candidato demócrata al senado federal, ganó en el Condado de Osceola con un porcentaje de 58.15%, mientras Rick Scott, su contrincante republicano, obtuvo el 41.54% de los votos. En el Condado de Orange, Nelson obtuvo el 61.75% y Scott el 37.98%. En Seminole, Nelson obtuvo el 54.86% contra el 48.87% de Scott.

Pero en condados más conservadores y rurales del área central de Florida, como Polk, Brevard y Volusia, Scott prevaleció sobre su oponente demócrata. En Polk incluso el congresista demócrata Darren Soto (que fue reelecto en general) obtuvo menos votos que el republicano Wayne Liebnitzky.

Lo mismo ocurrió en las elecciones para gobernador de la Florida. El republicano Ron DeSantis, de clara tendencia antiinmigrante, prevaleció en condados conservadores mientras el demócrata Andrew Gillum, de tendencias más liberales, ganó en Florida Central.

A escala estatal, DeSantis fue electo gobernador y Scott aventaja a Nelson, aunque la elección de senador podría irse a un recuento.

El republicano Ron DeSantis fue electo gobernador de Florida.

Aún no se han desglosado el porcentaje de votos por raza o etnia, pero los números generales en algunos condados de Florida Central muestra que los hispanos se interesaron más en votar este año en las presidenciales de medio término que en las últimas elecciones parciales del Congreso de los EEUU. Por ejemplo, en Florida Central, según cifras del Supervisor de Elecciones del Condado de Orange, un 47% de los votantes emitió su sufragio en 2018 contra un 44% de 2014.

Los resultados también perfilan que los votantes hispanos de Florida se inclinaron casi dos veces más por apoyar a los demócratas para la Cámara de Representantes que a los republicanos en las elecciones del martes. Los demócratas ganaron los escaños suficientes para asumir el control de ese órgano legislativo mientras los republicanos son favorecidos para mantener aumentar su control del Senado.

Para Carlos Guzmán, presidente y fundador del Concilio de Liderazgo Puertorriqueño, es hora de que el Partido Demócrata comience a organizar a la base del partido, en vez de ignorarlos, y debe buscar también a los independientes para contrarrestar a los puertorriqueños republicanos que hicieron bastante activismo a favor de Scott y en contra de Gillum.

“Los demócratas no tienen un mensaje para que la gente salga a votar. El aparato organizativo no existe. Ese trabajo se le deja a cada candidato, no se trabaja colectivamente. Por ejemplo, los candidatos locales que ganan en agosto se van de vacaciones para celebrar su victoria individual. Por el contrario, los republicanos, aunque no sea verdad, tienen un mensaje: ‘gobierno pequeño y valores familiares’. Los demócratas se preocupan más en ganar posiciones individuales que tratando de persuadir a independientes y republicanos insatisfechos”, aseguró Guzmán.

Jimmy Torres Vélez, presidente de Boricua Vota, afirmó que queda mucho trabajo por hacer en otros condados que no son de Florida Central. “Todo indica que nuestra gente votó y todo indica que hay mucho trabajo que hacer fuera de los condados. Hay que decir que cuando nuestra campaña decidió apoyar a Nelson, hizo una diferencia, porque si no estaría perdiendo 7 a 3 entre los puertorriqueños. Porque Scott se convirtió en el gobernador de los puertorriqueños con el paso de los huracanes, daba la impresión de ser un tremendo ejecutador de planes. Eso le ganó muchos votos entre mucha gente”, afirmó el activista comunitario.

“Nosotros hicimos llegar el mensaje a los hispanos. Ese fue un atrevimiento que tuvo sus frutos. Nosotros hicimos una campaña vinculados al huracán María y lo maravilloso es que nosotros nos encargamos que la gente viera que no hubo un proyecto grande para ayudar a Puerto Rico y en los lugares donde hicimos campaña para llevar a los puertorriqueños a votar fueron a votar, y por eso Nelson ganó esos condados”, aseguró el líder comunitario.

Debido a la polarización, las elecciones para el senado federal fueron muy cerradas con un margen de ventaja para Scott del 0.5%. Según Peter Vivaldi, republicano puertorriqueño que desde el principio apoyó a Scott, fue una noche muy tensa.

“Yo creo que el mensaje de Gillum afectó a los votantes en varias cosas, como que iba a aumentar los impuestos. También muchas de las personas estaban un poco atemorizadas de tener cambios radicales en Florida. Este es un lugar donde se han creado trabajos y la gente no se quiere exponerse a cambios. Sí, tenemos problemas como falta de vivienda accesible, pero los votantes enviaron un mensaje claro de que no quieren volverse como Chicago, California o Nueva York, donde siempre están aumentado los impuestos”, señaló el analista republicano.

Agregó que Scott aventajó por poco margen porque históricamente el republicano ha ganado así. Recordó que la primera vez prevaleció en la contienda para gobernador por un punto y opinó que el voto hispano y puertorriqueño influenció en estas elecciones, pero los venezolanos y colombianos jugaron un papel importante para que Scott ganara.

Maribel Gómez Cordero, electa comisionada del Condado de Orange Distrito 4. (Roxana de la Riva / La Prensa)

Triunfos hispanos locales

El voto puertorriqueño e hispano hizo historia a nivel local cuando eligió a una boricua como miembro de la Junta Escolar y a otra para la Comisión del Condado de Orange.

Los candidatos latinos en Florida Central obtuvieron importantes triunfos. Johanna López hace historia al convertirse en la primera puertorriqueña en ser electa como miembro de la Junta Escolar del Condado de Orange, Distrito 2. Mientras en la comisión del Condado de Orange, los votantes eligieron tres nuevas comisionadas, todas mujeres, dos de ellas hispanas: Mayra Uribe y Maribel Gómez Cordero, de los Distrito 4 y 3 respectivamente, lo que significa que por primera vez la junta tendrá seis comisionadas y tres hispanas.

“Voy a organizarme con todas las escuelas del Distrito 2 para analizar todas las necesidades que tiene cada escuela en individual. Yo creo que hay que empezar a conocer en detalle la cultura de cada escuela y conocer a los líderes y los padres. Me siento muy feliz porque la unidad y esperanza de mis estudiantes ayudó a ganar la elección. Ellos me apoyaron durante los meses que caminamos las calles del distrito”, dijo López, quien se reunió con simpatizantes en un restaurante mexicano para celebrar su victoria.

Desfavorecida, subestimada y casi sin dinero para su campaña, Gómez Cordero ganó las elecciones para el Distrito 4 de la Comisión del Condado de Orange. “La vergüenza pudo más que el dinero”, decían los simpatizantes de Gómez Cordero, quien dio su discurso en español después de una noche muy tensa, donde por momentos su contrincante Susan Makowski, le aventajaba por 60 votos. Fue hasta pasadas las 9 pm cuando la puertorriqueña recibió la noticia de que tras el conteo final de votos fue declarada ganadora con una ventaja de 100 votos. Gómez Cordero ganó a pesar de que Makowski recaudó fondos por $196,000 contra $17,000, de la puertorriqueña.

Cordero nació y creció en Puerto Rico, logró ganar un distrito donde los votantes hispanos representan el 40 por ciento de los 143,000 votantes registrados. El distrito abarca gran parte del sur del Condado de Orange, incluido el Aeropuerto Internacional de Orlando, los vecindarios que rodean el relleno sanitario del Condado de Orange y las comunidades de rápido crecimiento de Avalon Park y Lake Nona.

Uribe es de ascendencia colombiana y argentina, dijo sentirse muy feliz por el apoyo de los votantes y que los 11 meses de trabajo tocando puertas convenció a los electores.

Mayra Uribe, electa comisionada del Condado de Orange Distrito 3. (Roxana de la Riva / La Prensa)

Como se esperaba los hispanos titulares conservaron sus puestos. Darren Soto fue reelecto por el Distrito 9 del Congreso federal y Viviana Janer sigue como comisionada del Distrito 2 del Condado de Osceola al derrotar a Wanda Rentas, su contrincante republicana.

Félix Ortiz se convirtió en comisionado de la ciudad de Kissimmee en contra de todos los pronósticos, al vencer a Andrew Jang, quien tenía el apoyo de la mayoría de empresarios.

“Tengo que mencionar que una de las cosas extraordinarios que sucedieron es que boricuas fueron electos… Félix Ortiz dio una sorpresa y ganó en la ciudad de Kissimmee supercómodo y Maribel y Johanna hicieron historia en el condado de Orange”, finalizó Torres Velez.

La elección de alguacil del Condado de Orange la ganó John Mina, que no tenía afiliación política. Sin embargo, Vivaldi dijo que le preocupa que en Florida Central los hispanos demócratas sean tan extremistas al punto de votar por un candidato [Darryl Sheppard] con un historial de arrestos.

“Nos preocupa que Joe López, el candidato a sheriff de origen cubanoamericano, perdió. Nos preocupa que aunque no ganó, el candidato demócrata [Sheppard] salió con 40%de los votos, me preocupa porque la gente no se educa. Eso debe levantar una preocupación alarmante, solo votar por una persona, no cualificada, solo porque es demócrata. Me preocupa que perdió Bob Cortés [candidato republicano puertorriqueño que perdió su escaño en la Cámara estatal ante la demócrata Joy Goff-Marcil], votaron por una persona que nadie conoce, me preocupa lo que sucede en los condados de Orange y Seminole”, comentó Vivaldi.