Papá Noel boricua recolecta juguetes para niños de bajos recursos en Orlando

Papá Noel boricua recolecta juguetes para niños de bajos recursos en Orlando
Harry Pecunia recolecta y dona cada año juguetes a niños necesitados. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

Este Papá Noel no vino del Polo Norte sino de Puerto Rico. Con ese corazón tan grande y bondadoso, Harry Pecunia, el ‘Santa Clós Puertorriqueño’, recauda juguetes de segunda mano y también nuevos para niños del área de Orlando, de bajos recursos, que viven en orfanatos y algunos que no tienen hogar.

Hace 10 años el filántropo hispano comenzó su misión caritativa cuando en una venta de garaje compró cajas de juguetes. Recuerda que tuvo que dar dos viajes en su carro para recoger los artículos comprados. Su esposa le preguntó lo qué haría con esos juguetes y a él se le ocurrió buscar niños en necesidad. Había comprado 150.

Con el pasar de los años la recaudación de juguetes aumentó. Tan solo el año pasado recogió 1,200. Muchos fueron enviados a Puerto Rico, después de la devastación que dejó el huracán María, un regalo de amor que ayudó a que los niños por lo menos tuvieran un momento de alegría después de los momentos traumáticos por los que pasaron.

“Yo recaudo juguetes usados en buenas condiciones, también me dan juguetes nuevos, pero la tendencia es recoger juguetes usados porque son de muy buena calidad y por lo regular están en buenas condiciones, ya que los padres y abuelos tienden a regalar buenos juguetes a sus niños”, explica Pecunia desde el garaje de su hogar donde guarda los juguetes que serán limpiados y puestos a funcionar si fuera necesario ponerles baterías. Además se envuelven y se les ponen lacitos para hacerlos más formales.

“Tenemos un shelter de madres abusadas, que tienen como 70 niños. A estos niños les vamos a dar juguetes”, dice Pecunia y pide la colaboración del público para que donen juguetes para niños mayores de 15 años. “Porque a veces tengo juguetes para pequeños, pero no tengo para jovencitos, que es más difícil conseguir. Necesitamos como bolas de baloncesto o de fútbol”.

El filántropo espera entregar todos los juguetes el 15 de diciembre, por eso pide al público que entregue las donaciones hasta el 12 de diciembre porque esa noche es cuando organiza, con 12 personas, una limpieza de juguetes y los envuelven para regalo. “A la vez que pasamos un buen rato, tocamos música, nos divertimos y hacemos una buena obra”, dice Pecunia quien entrega los juguetes a organizaciones que ya tienen a los niños beneficiarios.

Por ejemplo, hay unas escuelas en el área de Conway (al este de Orlando) donde hay niños relativamente pobres y se les llevan los juguetes. También se entregarán a ‘Feed and Fortify’, una organización de ayuda comunitaria. Pecunia ya tiene los juguetes necesarios para las organizaciones con las que trabaja “pero si necesitan más hacemos un esfuerzo adicional para conseguirlos”, asegura.

Y es que por medio de un grupo de personas, los ‘Elfs’’ como él los llama, se recaudan los juguetes faltantes.

Pecunia es un filántropo al pendiente de ayudar cuando es necesario. Por ejemplo, una semana antes del Día de Acción de Gracias ayudó a alimentar a más de 350 indigentes en el centro de Orlando. Hace tres semanas viajó a Panama City, al norte de Florida, y en un esfuerzo de tres días Vicent Cartagena y él consiguieron una camión refrigerado con productos Titán de Puerto Rico y mucha comida, agua y productos que fueron llevados al área devastada por el reciente ciclón Michael.

“Fuimos un grupo de 16 personas para el Panhandle, allí cocinamos comida fresca, arroz con gandules, arroz amarillo con salchicha, pollo frito, sorullos, pastelillos, pan, postres para las personas damnificadas por el huracán Michael. Entregamos ropa”, recordó el filántropo.

Ricardo García es un amigo de Pecunia que se ha sumando al esfuerzo de recolectar, limpiar y arreglar los juguetes. Agregó que ayudar es algo bastante natural en él porque junto a Daniel Jaca hacen el evento ‘Cuts for kids’, donde regalan 400 mochilas y hacen recortes de pelo gratuitos antes del regreso a la escuela.

“En estas navidades yo estaba recordando a Harry la historia mía que empezó en Orlando después que yo me salí del ejército. Después de eso yo caí homeless [sin hogar] dos veces en Orlando y le tuve que decir un poco de mi historia, el momento que yo estaba haciendo fila hace seis años atrás buscando comida. Por eso creo que ayudar en este tipo de eventos es bien importante”, aseguró García.

Las personas interesadas en donar pueden llamar al 321-299-2390, para llevar los juguetes. También está aceptando ropa en buenas condiciones y abrigos para esta temporada de frío.

“Siempre que uno puede ayudar a alguien, hay que aprovechar esa oportunidad”, dijo el filántropo hispano.

Si quiere donar

Llame al teléfono 321-299-2390 para participar en el esfuerzo caritativo de Harry Pecunia.