¿ICE puede deportar a un indocumentado de inmediato por manejar ebrio?

A muchas personas le parece fácil hacerlo, pero las consecuencias pueden ser graves
¿ICE puede deportar a un indocumentado de inmediato por manejar ebrio?
ICE puede revisar los casos de detenciones por manejar borracho.
Foto: ice.gov

Las fiestas decembrinas llegaron, pero es cuando los inmigrantes, particularmente indocumentados, deben tener más cuidado a la hora de beber alcohol y manejar.

Esto debido a que pueden ser deportados casi de inmediato, indicó la abogada Bethania María en una entrevista en Univisión.

Manejar bajo la influencia del alcohol, como las drogas o narcóticos medicados (DUI) está prohibido y la Policía local impondrá una multa a esa persona, pero si el caso llega a Servicios de Ciudadanía e Inmigración (ICE), el inmigrante pone en peligro su estancia, sobre todo si es indocumentado.

“Si una persona tiene un ticket de borracho le pueden poner en proceso de deportación desde ya y una persona que tiene referencias (penales) también lo pueden poner en proceso de deportación”, explicó.

La experta habló del caso “Castillo Pérez”, un indocumentado que en los años 90 recibió una multa por manejar bajo los influjos del alcohol, pero logró su permanencia en los Estados Unidos luego de acudir al Tribunal de Apelaciones, donde el juez consideró que el hombre se había recuperado y tenía derecho a buscar un beneficio migratorio.

El actual fiscal general en funciones, Matthew Whitaker, pidió al Tribunal revisar el caso, lo que podría complicar aún más estos procesos.

La deportación podría no ser inmediata si el detenido tiene hijos enfermos que dependan cien por ciento de él, incluso si su esposa padece alguna enfermedad, entonces el caso es distinto, pero tampoco es una norma que la decisión sea a su favor.

La advertencia para los indocumentados no es sólo de palabra, ya que las estadísticas de ICE revelan que el principal motivo de deportación es por ofensa de tráfico, particularmente DUI.

En el año fiscal 2017, por ejemplo se reportaron 80,547 casos, de los cuales 20,562 tenían cargos criminales y 59,985 sentencias criminales.

Así que lo mejor es medir el consumo de alcohol y no manejar cuando se ha bebido.