San Agustín, entre las ciudades más visitadas por los hispanos en Navidad

San Agustín, entre las ciudades más visitadas por los hispanos en Navidad
Las Posadas de San Agustín atraen a multitudes de visitantes. (Raphael Cosme / La Prensa)
Foto: Raphael Cosme / La Prensa

Según la oficina del St. Augustine, Ponte Vedra & The Beaches Visitors & Convention Bureau, la ciudad de San Agustín ha sido visitada en números record, más que ninguna otra urbe de la Florida, durante los días navideños. Estudios reportan que en 3.4 millones de turistas visitaron San Agustín en 2013 y el año pasado el gasto neto de los turistas fue de $634 millones, muchos de esos incrementos se relacionan con los visitantes hispanos a la ciudad más antigua de la nación procedentes mayormente de la Florida Central.

En 2015 el número de visitantes alcanzó los 6.1 millones y para 2018 se pronostican cifras record de 7.4 millones. De todos los turistas en general, en estas cifras los hispanos han tenido un impacto muy significativo.

Uno de los factores para este incremento de hispanos han sido las celebraciones realizadas en la ciudad de San Agustín en los últimos nueve años, que tienen conexiones con las raíces de muchos países de Latinoamérica. Por ejemplo, desde 2013, cuando se celebró el descubrimiento de la Florida por Juan Ponce de León, los hispanos –especialmente los de origen puertorriqueño– vieron la conexión de sus raíces históricas con San Agustín, ya que Ponce de León fue gobernador de Puerto Rico en 1510 y el nieto de Ponce de León, Nicolás, fue gobernador de San Agustín y dirigió las obras del Castillo de San Marcos.

En septiembre de 2015 fue la gran celebración de los 450 años de la Fundación de San Agustín por Pedro Menéndez de Avilés, conquistador nacido en Avilés, España, por lo que este evento se conecta a las raíces de los españoles. La celebración de la fundación se convirtió en unos de los iconos de la ciudad y cada año se celebra el desembarco de Menéndez en la Misión de Nombre de Dios.

De aquí pasamos a otras celebraciones como el Día de los Muertos en octubre; las Noches de Luces (Nights of Lights), tradición que comenzó con los españoles en San Agustín colocando faroles frente a sus ventanas como símbolo de la llegada de la Navidad; las Posadas del Viejo San Agustín, donde personajes representando la era del nacimiento de Jesús se reúnen frente a las puerta de San Agustín e inician la procesión a través de la calle St. George para pedir posada en cuatro estaciones hasta que finalmente buenos samaritanos le ofrecen posada a José y María y nace el niño Jesús, en una gran dramatización por el grupo Theater with Mission Group, Florida Living History y el padre Gilbert Medina de la Iglesia de St. Peter en Deland, Florida. Y, pronto, por primera vez se festejará el cumpleaños de Menéndez de Avilés en febrero de 2019.

Durante las Posadas del Viejo San Agustín este semanario hizo un recorrido y cobertura y fue impresionante la cantidad de hispanos que formaron una muralla en los dos extremos de la calle St. George para recibir la procesión de las Posadas, muchas de las familias hispanas se unieron a la procesión llevando una vela encendida como parte de la devoción al niño Jesús que está a punto de nacer y otros cantaban música navideña en español.

Uno de los grupos fue el de  Lucymar, locutora del programa de las Mañanitas en Orlando, quien trajo sesenta de sus radioescuchas a un paseo por San Agustín durante la noche de las posadas. Marco Barrera, propietario del restaurant Casa Maya, de origen mexicano, decidió cerrar el lunes y dedicarlo a sus empleados con una fiesta de Posadas en su establecimiento. Barrera siguió la tradición de las posadas y las procesiones en su ciudad natal de Mérida, Yucatán. “Yo soy un hombre de tradiciones y es por eso que quiero compartirlas con mis empleados, ellos vinieron con sus familias e hicimos unas posadas y fiesta como se acostumbra hacer en todos los hogares mexicanos durante los días decembrinos” dijo Barrera.

Durante nuestro recorrido nos percatamos de otros eventos singulares que los hispanos acostumbran disfrutar como la gastronomía, los paseos por monumentos históricos, los árboles del amor, el paseo por los trenecitos Holly Jolly, las veladas de los fantasmas, los centros nocturnos y simplemente el romántico paseo por el malecón de la Bahia de Matanzas, la Plaza de la Constitución y las 42 millas de playas que recorre todo el condado de St Johns.