La Fed encarece el precio del dinero y volverá a hacerlo en 2019

La autoridad monetaria rebaja de tres a dos su previsión de subidas para el año que viene
La Fed encarece el precio del dinero y volverá a hacerlo en 2019
Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. SAUL LOEB/AFP/Getty Images)

La Reserva Federal reafirmó el miércoles su política de endurecimiento del crédito y su independencia del Ejecutivo en el comunicado que hizo público pasadas las 2.00 PM.

Tras una reunión de dos días, la Fed elevó las tasas de interés para dejarlas en 2.25%-2.5%, rechazando así las críticas de Donald Trump de que no debería subir el precio que se paga por los préstamos a corto plazo. Trump quiere que se mantenga una política de estímulo monetario pero la Fed no está de acuerdo. Es la cuarta vez que sube las tasas en un año en el que anticipó tres subidas.

Pero el ritmo de crecimiento actual del país que es del 3.5%, el aumento moderado de la inflación y la baja tasa de desempleo son los motivos que la agencia, que preside Jerome Powell, ve como argumentos convincentes para seguir retirando gradualmente los apoyos monetarios a la economía.

Esto significa que seguirá encareciéndose pedir préstamos personales, tener balances en las tarjetas de crédito (con APR que rondan el 17.6% y ya están en récords) o préstamos estudiantiles privados que registran las variaciones de las tasas.

La Fed, eso si, ha rebajado sus intenciones para el año que viene anticipa dos subidas más de tasas de interés en vez de tres. La Fed considera que se está ante tasas neutras, es decir que no se estimula ni se desinfla el crecimiento, cuando estas tasas están entorno al 2.5% y el 3%. Es una previsión “no una decisión predeterminada”, según dijo Powell en una rueda de prensa haciendo notar que no está decidido aún.

En su comunicado, la Fed continuará haciendo seguimiento de los acontecimientos “económicos y financieros globales para evaluar su impacto en sus previsiones”. El comunicado de la Fed no se refiere ni a la guerra comercial que ha comenzado la Administración de Trump y que ahora está en tregua con China, ni a la volatilidad que se está viendo en los mercados.

En sus primeras palabras ante la prensa, Powell dijo que 2019 será un año más débil que 2018 aunque se rebajará el desempleo quizá a 3.5% y la inflación rondará el 2%. También mandó un mensaje a la Casa Blanca que pidió a la Fed “que fueran sensibles a los mercados”:(feel the market), “las consideraciones políticas no juegan ningún papel en absoluto en nuestras discusiones o decisiones sobre política monetaria, nada nos va a disuadir de hacer lo que creemos que es lo adecuado”.

La rueda de prensa de Powell coincide con la última hora de sesión de los mercados y los índices Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq registran fuertes pérdidas desde que se conoció la decisión de subida de tasas y previsiones. Un día más teñido de rojo para los inversores. Powell dijo que aunque hacen seguimiento de lo que ocurre en las bolsas y son conscientes de que hay un endurecimiento de las condiciones financieras “desde uns perspectiva macroeconómica no miramos a un solo mercado como única referencia“.