Dagmar, presentadora de Telemundo, se confiesa: “Llegó y me enamoré”

Dagmar, presentadora de Telemundo, se confiesa: “Llegó y me enamoré”
La pareja lleva unos siete meses de relación.
Foto: (Suministrada)

PUERTO RICO  – “No lo estaba esperando. Llegó y me enamoré”. La felicidad que aflora de las palabras de la presentadora de televisión y cantante Dagmar es contagiosa, emociona.

Hace siete meses, después de negarle varios cafés, aceptó las insistentes invitaciones del comunicador José Cruz y esa primera conversación aún no termina. Fue el comienzo de un camino sólido, bonito, que se está abriendo a “muchas cosas más”.

“Después de todo lo que he pasado, que me esté sucediendo esto, creo que ha sido una bendición más para mí”, declaró la artista en entrevista telefónica con este diario.

La relación alcanza los siete meses, pero hace un par de días que trascendió públicamente.

Cruz visita frecuentemente el programa “Día a día”, de Telemundo, que conduce Dagmar junto con Raymond Arrieta. Allí intercambiaban saludos, hasta que un día él la sorprendió con un arreglo de flores.

Ella, cautelosa, lo agradeció por texto. “Siempre que me invitaba a un café, le decía que no. No lo conocía bien, tenía que conocerlo un poco más, sentirme más en confianza de salir con una persona, era más por mí. Quería asegurarme, sentirme más en confianza”.

La enamoró la conversación, su gusto por el arte, la música, su carácter divertido y su espíritu creativo.

“Me encanta, porque inventa, siempre tiene algo para hacer, para conversar, hemos ido a presentaciones de libros de compañeros, a las tiendas, al teatro, es inventor, hemos ido a Broadway”, compartió.

Esta nueva oportunidad en el amor le hace sentir “tranquila, feliz, enamorada” y le regaló una nueva experiencia, “¡soy campera!”, pues su pareja posee un camper donde pasan mucho de su tiempo libre.

“Me gusta todo lo que es al aire libre, me encanta el mar, pasear en bote, más que volar en aviones, y esa vida de camper es afuera, y como él es inventor, siempre tiene algo para hacer en el camper, y yo soy bien handy, y él se sorprende”.

Otro punto de encuentro entre ellos se da con la espiritualidad. “Los dos estamos en esa línea espiritual tan bonita, de la fe, del positivismo, de las cosas hermosas de la vida, de disfrutar cada momento, y creo que ese ha sido uno de los puntos neurálgicos de la relación”.

Los novios no suelen hacer planes. Viven el día a día, pero ella se atreve a decir que Navidad será distinta.

“Todas mis navidades son bonitas a pesar de los pesares, pero esta es especial porque está José en mi vida, así que estoy tranquila”.

(Por: Rosalina Marrero-Rodríguez)

José Cruz y Dagmar derrochan felicidad. (Suministrada / Primera Hora)