¿Ahorrar?¿Rebajar deuda? Mejor que hacer ejercicio

Comprométase con su propósito de año nuevo, trae beneficios
¿Ahorrar?¿Rebajar deuda? Mejor que hacer ejercicio
El 48% de quien se fija propuestas financieras para 2019 opta por aumentar su ahorro./Shutterstock
Foto: Shutterstock

El sentimiento de renovación que llega con el año nuevo anima a tomar decisiones.

Buscar un mejor empleo, leer más libros, hacer dieta, ir al gimnasio, recuperar ciertas amistades, ir a las reuniones de la escuela, viajar mas, aprender a manejar, etcétera.

Curiosamente, poca gente tiene metas financieras cuando se llega a esta época del año.

En 2017, cuando el 87% de los entrevistados por Fidelity Investment tenían un sentimiento positivo sobre su situación financiera, solo el 27% de todos a los que se les preguntó tuvieron una meta financiera. En 2018 es algo más, un 32% los que tienen ese propósito de mejorar algún hábito de la economía personal o familiar.

Y es una ocasión perdida para los que no tienen este plan porque, a decir de quienes lo han hecho, es más fácil fijarse una meta financiera que hacer dieta o ejercicio.

El 74% de los que el año pasado se fijaron una resolución que tuvo que ver con sus ahorros, sus deudas o su gestión del dinero lo han hecho de forma constante. Según Fidelity casi el 60% de los que no pudieron mantener el propósito tuvieron un revés como perder el trabajo o altos gastos en salud que les impidieron mantener el plan.

Lo de hacer más deporte o rebajar libras ya sabemos que tiene un recorrido corto. Y tener metas con el dinero tiene beneficios que se pueden tocar. La mayoría de los que se mantuvieron en la vía marcada comprobaron como mejoraba su situación.

Estos son los propósitos más populares según esta firma de inversión y les decimos por qué y para quién pueden ser un buen plan:

  1. Ahorrar más. El 48% de los encuestados por quieren hacerlo. Y es necesario. Según la Reserva Federal cuatro de cada 10 adultos no pueden hacer frente a un gasto imprevisto de más de $400. Es muy importante, por tanto, aportar a un fondo de contingencia para usar en esos momentos difíciles sin tener que endeudarse. Los expertos en finanzas dicen que se tendría que tener el equivalente a tres meses de gastos ahorrados para hacer frente a imprevistos. También hay que ahorrar para la jubilación. Las pensiones definidas ya son una rareza entre las empresas privadas y es mejor prepararse con un 401k o un IRA.
  2. Pagar deuda. Esto es algo que está en la lista de las cosas que hacer del 29% de los que tienen resoluciones financieras. Y hay motivos para hacerlo cuanto antes porque la Reserva Federal subió las tasas de interés este mes y los préstamos de corto plazo o variables van a encarecerse más aún. Recuerde que la media de tasa de interés en las tarjetas está ya por el 17% y eso ya es un récord. La Fed ha señalado que tras subir las tasas en 2018 cuatro veces podría subirlas otras dos en 2019. Las entidades no tardan mucho en repercutir la subida a los clientes que tienen tarjetas, préstamos personales, préstamos contra su vivienda (HELOC). Cuanto antes se devuelva el dinero, menos cuesta.
  3. Gastar menos. Apenas el 15% cree que esto es una prioridad. El hecho de que haya una cierta estabilidad económica, menos desempleo y estén subiendo algo los salarios para compensar la inflación, permite a personas que han tenido que ajustarse el cinturón darse la alegría de tener ciertos gastos. Ahora bien. No es bueno perder de vista que la economía es cíclica y que hay quienes empiezan a tener algo de nervios pensando que el mejor momento económico ha pasado ya.

 

Hay más resoluciones importantes para 2019

  • Presupueste: Este es el paso más importante para organizar su vida financiera. Sepa cuánto ingresa y cómo lo gasta, eso ayuda a tomar decisiones. Sin este paso es difícil dar otros. Y por supuesto hay aplicaciones en su celular que le ayudan a tener las cuentas bien atadas como Mint, PocketGuard, EveryDollar.
  • Fíjese objetivos: poner más dinero en su cuenta de jubilación, ahorrar para los estudios de sus hijos o para un viaje, etc.
  • Automatice ahorros. Dé orden en el banco de que le depositen en una cuenta de ahorros lo que quiera o necesite ahorrar.
  • Vigile su informe crediticio. Cada vez más entidades informan de su puntuación crediticia. Si ve algo que no le cuadra en el resumen que le presentan, pida su historial y reviselo.
  • Rebaje sus malos hábitos financieros. No saque todas las tarjetas de crédito si sabe que le facilita el gasto. No deje de gastar pero hágalo de forma meditada.
  • Evalue los gastos domésticos: pida rebajas a sus proveedores de cable o telefonía celular, considere planes familiares que llegan con ciertas rebajas.
  • Estudie la posibilidad de tener un seguro de vida que pueda proporcionarle una red de apoyo.
  • Enseñe a sus hijos. Si tiene descendientes, fíjese ciertas metas para su educación financiera, enséñeles el valor del dinero y del ahorro, quizá con una mesada que se tengan que administrar.