Ayudan a familias que viven en casetas en Orlando

Más de 40 personas sin hogar viven en un refugio organizado por el pastor Marcos Díaz
Ayudan a familias que viven en casetas en Orlando
Israel Reyes, un puertorriqueño de 45 años que creció en Los Ángeles y ahora vive en el refugio mientras se rehabilita. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

El pastor Marcos Díaz y su esposa albergan a personas indigentes y familias sin hogar que llegan a la iglesia Kaleo Ministries. Este esfuerzo lo vienen realizando desde hace casi dos años con sus propios recursos y con donaciones de la comunidad. Más de 40 personas, entre niños, mujeres y hombres, se hospedan en casetas acondicionadas con colchones inflables y sábanas en un terreno de ocho cuerdas, propiedad del pastor.

Mary Rivera vive junto con su hijo Lexavian en el albergue improvisado con casetas. Procedentes de Puerto Rico, ella llegó a Orlando a vivir con su hermano para buscar ayuda neurológica para su hijo de 11 años que sufre de epilepsia. Pero perdió su trabajo y no le pudo seguir pagando renta a su hermano y la echó. Ella estuvo por tres semanas en la calle con su hijo, pero a través de pastores llegó con Díaz quien le dio un hogar.

Lexavian y su mamá Mary Rivera. (Roxana de la Riva / La Prensa)

“Entre todos somos familia, hay paz, armonía, es una obra que el pastor nos ha brindado para salir hacia adelante y gracias al Señor y a ellos, los pastores, nos han levantado. Aquí hay personas de todo, en el sentido que están en la calle por adicción, otros por maltrato, otros por problemas familiares, y nos han abierto las puertas y hemos salido adelante”, dijo Rivera, de 36 años, quien en marzo cumplirá un año de vivir en el albergue.

Trini Quiroz, activista comunitaria, dijo que se están organizando casi 15 líderes comunitarios para ayudar al pastor Díaz y a muchas de las personas que no tienen un techo donde dormir. Agregó que los comisionados del Condado de Orange tienen que escuchar a la gente. “Tienen un edificio abandonado que son incapaces de acondicionar para la gente sin hogar. Los líderes nos hemos dado cuenta de que si no se les presiona no hacen nada, por eso un grupo de personas vamos a ir a las reuniones que tiene la Comisión”, comentó.

Quiroz aseguró que los refugios del condado han resultado insuficientes. “Es un negocio para la gente que trabaja allá. Siempre tienen el mismo número de camas. No componen nada. Por eso estamos apoyando la iniciativa del pastor, que es puertorriqueño y que se da cuenta que la mayoría de su gente está sufriendo en las calles, porque aquí hay mucho hispanos y puertorriqueños”, comentó Quiroz originaria de Ecuador.

La iglesia Kaleo Ministries, localizada en el este Orlando, se ha convertido en un refugio real, donde no se hace papeleo burocrático ni hay lista de espera. Solo se indican las reglas del sitio y si las personas sin hogar están de acuerdo, comienzan a vivir allí. El lugar se mantiene limpio y ordenado, mientras en la iglesia se dan servicios y estudios religiosos toda la semana.

Harry Pecunia y el pastor Marcos Díaz. (Roxana de la Riva / La Prensa)

“En lo físico y material cualquier cosa que donen ayuda. En los espiritual los ayudamos con la palabra de Dios y estamos viendo progreso en ellos”, aseguró el pastor Díaz. “Estamos conectados con Dios y por eso podemos hacer todo y ayudar a la gente, con el poder de la oración”.

“Acabo de recibir fotos de casetas, donde varias familias están viviendo. Niños y adultos. El pastor me ha dicho que necesitan bolsas para dormir, casetas, almohadas y sábanas. También colchones inflables, botellas de agua y carne, porque aquí cocinan para los residentes a diario”, dijo Harry Pecunia, filantrópo puertorriqueño, que convocó a donar y logró la respuesta de varias organizaciones.

Una de ellas fue Miviam Pérez, presidenta de la Fundación Entre Amigas, un grupo de apoyo para la mujer hispana y latina. Su grupo llegó a entregar donaciones como frisas, casetas y productos de higiene personal. También lo hizo Yari Hernández, quien trabaja para Amazon, empresa en la que es jefa del área que suministra empleados al gigante de la comercio electrónico. Ella vio un post de Pecunia donde pedía ayuda para personas que viven en casetas.

El equipo de Amazon que donó una compra de comida de $500 con el pastor Marcos Díaz (der.). (Roxana de la Riva / La Prensa)

“Soy amiga de Harry y él posteó la necesidad de recoger donaciones para personas. Reuní a mi equipo y pusimos un presupuesto, fuimos a hacer una compra de comida de $500, porque no sabíamos lo que necesitaban, pero ahora que vi las necesidades que tienen, como medicina para la gripe y artículos de aseo personal, para la próxima vez venimos más enfocados en eso”, aseguró Hernández.

Israel Reyes, un puertorriqueño de 45 años que creció en Los Ángeles, California, vive en el refugio. Se está rehabilitando con la ayuda de los pastores y por fin tiene un lugar donde vivir. “Agradecido con el pastor y saliendo hacía adelante en este lugar”, finalizó.

Usted puede ayudar

Si desea entregar donaciones llame al 321-299-2390 o visite la iglesia Kaleo Ministries en 1717 Harrell Road, Orlando.