La Sanse vive en Puerto Rico y en Orlando

La Sanse vive en Puerto Rico y en Orlando
La Sanse en Orlando atrae a un gran público cada año.
Foto: Cortesía

Estas fiestas en honor a San Sebastián comenzaron a celebrarse durante la década de 1950 en la Isla del Encanto, Puerto Rico. Las mismas fueron organizadas por el padre Madrazo, párroco de la Iglesia San José del Viejo San Juan, con el objetivo de recaudar fondos para la reparación de varios edificios de la iglesia.

En sus primeros años, un grupo de músicos recorría las calles de San Juan anunciando la festividad desde temprano en la mañana. Se realizaba una procesión desde la calle San Sebastián hasta la Iglesia de San José en la que se llevaba la imagen del santo. En la misma participaban cabezudos —personas disfrazadas con máscaras de proporciones enormes— que representaban a los Reyes Católicos.

Como parte de las actividades, los vecinos adornaban la calle y los balcones de sus casas. También se encargaban de confeccionar los trajes para los bailes tradicionales y de preparar platos de comida típica y una feria artesanal. El desfile de los cabezudos, que ahora incluye personajes folclóricos puertorriqueños como Juan Bobo, el General y Diplo, recorre las calles, seguido por el público que canta y baila al compás de la música. Con el paso de los años, las Fiestas de la Calle San Sebastián han cobrado gran popularidad. En éstas participan más de 200,000 personas.

Su fama ha trascendido la Isla, por lo que actualmente goza de proyección internacional. Y por supuesto Orlando no se queda atrás en continuar la tradición. Este fin de semana, sábado 19 y domingo 20 de enero, ‘La Sanse Takes Orlando’  llega con su folclor a la Central Florida Fair con grandes artistas: Ednita Nazario, Manny Manuel, Nano Cabrera, Michael Stuart y Melina León, entre otros.  Estas fiestas son completamente gratis para disfrutar en familia y para que siga la tradición.  ¡No se la pierdan!

Más sobre la Sanse en Orlando

Visita el sitio de internet http://www.sansetakesorlando.com para conocer los detalles.