¿Tiene $1,000 para un imprevisto?

Solo el 40% de los americanos podría pagar por un coste imprevisto esta cantidad
¿Tiene $1,000 para un imprevisto?
Mira los factores que hacen a tu seguro de auto ser tan caro
Foto: Pexels

No. Seis de cada 10 personas en EEUU contestará negativamente a esta pregunta que hace regularmente la web de finanzas personales Bankrate.

Y es significativo porque el hecho de que solamente el 40% tenga esta cantidad para hacer frente a un gasto imprevisto (una factura médica, una avería en el carro, un arreglo en el hogar…) coincide con un año en el que se ha llegado al pico de un ciclo de fuerte expansión de empleo y, sobre el papel, bonanza económica.

No obstante, a pesar de que más gente que nunca trabaja y que se está en un momento de fuerte crecimiento, los resultados de esta encuesta son similares a los que se detectaron entre 2014 y 2018. Es decir, que pese al presumible buen momento en las finanzas familiares estas siguen siendo frágiles o no se refleja en una mayor capacidad de previsión ante la incertidumbre.

El 34% de los americanos necesitarían pedir dinero para hacer frente a un gasto excepcional y uasrán sus tarjetas de créditos, pedirán un préstamo personal o acudirán a amigos y familiares por ayuda. El 14%, asegura a Bankrate, se ajustará el cinturón y gastará menos para cubrir un gasto imprevisto.

El problema es que los gastos imprevistos ocurren y de hecho el costo medio de este tipo de facturas suele ser de mucho más de $1,000. El 58% de los entrevistados dicen que cuando les han llegado este tipo de facturas el pago es de una media de $2,500.

Quienes suelen pagar estos costos con sus ahorros son los llamados jóvenes baby boomers (quienes tienen entre 55 y 64 años de edad), los mayores, que normalmente vive de sus pensiones lo suele hacer con tarjeta de crédito mientras que los menores suelen pedir el dinero a familiares y amigos.

Los expertos financieros recomiendan hacer un fondo para emergencias. Es una forma de ahorro que hay que mantener mientras se pagan facturas acuciantes y se rebaja deuda en caso de que la haya pero necesaria. En #TuBolsillo le damos algunas claves de cómo empezar con este objetivo.