Un tercer intento para los $15 la hora a nivel federal

Bernie Sanders y los demócratas vuelven a pedir la subida del salario mínimo
Un tercer intento para los $15 la hora a nivel federal
El senador independiente de Vermont, Bernie Sanders, durante una conferencia de prensa para presentar la Ley de aumento del salario mínimo. EFE / ERIK S. LESSER
Foto: EFE / ERIK S. LESSER / EFE / ERIK S. LESSER

La primera vez fue en 2015, la segunda en 2017 y esta misma semana se ha iniciado un tercer intento para elevar el salario mínimo a nivel federal. El objetivo de The Raise the Wage Act es $15 la hora.

El senador independiente Bernie Sanders y una coalición de legisladores demócratas encabezada por la líder de la cámara baja, Nancy Pelosi,  acaban de proponer en el Congreso esta subida que sería gradual hasta lograrse en 2024.

El salario mínimo federal es de $7.25 la hora desde 2009. Desde entonces tanto la inflación, como la productividad y los salarios medios han crecido lo que ha dejado a los trabajadores de ingresos más bajos, los mínimos, muy por detrás en una sociedad cada vez más desigual.

El salario mínimo tuvo a finales de los años sesenta su mayor poder de compra y desde entonces ha ido cayendo para dejar a las familias que viven con él bajo el umbral de la pobreza y dependientes de las ayudas sociales. Sanders califica el mínimo actual como un “salario de hambre”. Debería ser el doble de lo que se gana hoy para mantener el poder de compra de entonces.

El control demócrata de la cámara de Representantes podría permitir la aprobación de esta propuesta que, sin embargo, no tiene posibilidades de prosperar en el Senado donde la mayoría es republicana. Larry Kudlow, asesor económico del presidente, Donald Trump, considera que el salario mínimo es una muy mala idea.

Con todo, esta demanda, que nació en 2012 con un movimiento en las calles de trabajadores de fast food, es cada vez más popular y goza de un mayor respaldo político entre un partido demócrata que no ha estado siempre unido a la hora de pedir un alza tan elevada sobre la cantidad actual.

Muchas empresas han adoptado sueldos de esta cantidad o más elevados que el federal porque la ya conocida “Lucha por los $15” ha sido respaldada a nivel local y en 29 estados el salario mínimo ha aumentado por encima del federal así como en 41 ciudades del país. En algunos lugares como en Nueva York, los $15 a la hora ya es una realidad. Por estos cambios y por ser competitivos a la hora de contratar en un mercado laboral con menos de un 4% de desempleo, muchas corporaciones han elevado sus salarios mínimos aunque no todos hasta los $15.

La última corporación en hacerlo, el pasado octubre, ha sido Amazon, empresa que fue presionada por Sanders para mejorar las condiciones salariales de sus empleados. El senador también está haciendo campaña porque empresas como Walmart hagan lo mismo.

Los críticos a este aumento del salario mínimo critican que la subida de costos laborales les hacen perder competitividad y aunque las empresas más grandes pueden permitírselo, las medianas pequeñas hacen frente a más dificultades por lo que tienen que reducir personal u horarios. En algunos casos eso está dando lugar a sueldos que no han subido para todos.

Sueldo más inflación

Si en 1968 se hubiera ligado la subida del salario mínimo a la inflación, los trabajadores estarían cobrando mucho más que $7.25 a la hora. Si se hubiese ligado a la productividad el mínimo sería de $20.

Por ello la propuesta incluye que a partir de 2024, cuando se hayan subido los salarios mínimos, estos crezcan al mismo ritmo que los precios para que no se desfasen otra vez los sueldos de quienes menos cobran.

Según el Economic Policy Institute, el think tank que más aboga por el aumento y el fin de las desigualdades, la subida beneficiaría a 41 millones de trabajadores, es decir, el 30% de los trabajadores en EEUU que ganarían $3,500 más. Es un dinero que ayuda a estimular el gasto de estos consumidores y por tanto se presume que daría lugar a una mayor actividad económica. El 34% de los latinos conseguirían con esta propuesta un aumento significativo de sus salarios.