“El Chapo” ordenó matar a policía a petición de alcaldesa del PRI que sería gobernadora

Dámaso López Núñez reveló un nuevo caso de colusión entre autoridades y el Cártel de Sinaloa
“El Chapo” ordenó matar a policía a petición de alcaldesa del PRI que sería gobernadora
Dámaso López Núñez, el "Lic", comenzó a rendir testimonio en Brooklyn.
Foto: EFE/Jane Rosenberg

El Cártel de Sinaloa tenía acuerdos con autoridades en varios niveles para asegurar sus operaciones, personajes que hacían sus propias peticiones “especiales”, además de solicitar dinero.

Uno de los casos fue revelado por Dámaso López Núñez, alias “Lic” o “Licenciado”, quien señaló que la alcaldesa de La Paz, Baja California Sur, donde Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera también operaba, pidió a la organización criminal hacerse cargo de un policía que tenía asolada a la integrante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La mujer, de quien no se reveló el nombre, afirmó que era la favorita para contender por la gubernatura de la entidad y ofreció sus servicios cuando estuviera en el poder, a cambio de que mataran a su rival, además de apoyo durante la campaña.

López Núñez afirma que “El Chapo” dijo que si esa mujer “era la favorita” en la contienda electoral próxima se le tenía que “hacer el favor”.

Para ello se asignó a un sujeto llamado “René”, a quien se pidió hacer el trabajo con discreción, como si fuera resultado de “una venganza de un pandillero”, y que no fuera “muy violento”.

El “Lic”, quien dijo el nombre completo del partido, no sólo las siglas, pero no dio detalles del hecho ni reveló la identidad de la mujer; tampoco indicó si se concretó la petición, ya que la ayudante del fiscal Amanda Liskamm cambió la ruta del interrogatorio al sistema de comunicación de la organización a la que Guzmán Loera se refería como “La Empresa”.

La única priista de la época referida es Esthela de Jesús Ponce Beltrán, quien fue diputada federal en dos ocasiones en las legislaturas LIX y LXI, también fue presidenta municipal de La Paz, Baja California Sur y actualmente enfrenta cargos por el desvío de $800 millones de pesos durante su administración. No fue gobernadora.

Antes de ella, entre 2008 y 2011, Rosa Delia Cota Montaño, del PRD fue la presidenta municipal, pero el “Licenciado” mencionó que se trataba de una priista. Los últimos cuatro gobernadores de esa entidad han sido del PRD y del PAN.

Esa entidad es donde en febrero de 2012, el FBI ubicó a Guzmán Loera en Los Cabos San Lucas, pero el narcotraficante logró escapar, debido a que que autoridades federales llegaron al lugar equivocado.