Programa de las Girl Scouts inicia a las niñas en el mundo empresarial

Programa de las Girl Scouts inicia a las niñas en el mundo empresarial
Zania Reyes, José Atalah y sus dos hijas, integrantes de las Girl Scouts. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

Los esposos Zania Reyes y José Atalah están recién mudados a Florida. Vivían en Chile donde iniciaron a sus dos hijas en el programa de Girls Scouts o Niñas Exploradoras. A solo un año de mudarse, la pareja sigue involucrando a sus dos niñas en este programa, que es novedoso para toda la familia porque ahora las menores serán pequeñas empresarias que se dedicarán en los próximos días a vender galletas.

Y es que las Girl Scouts of Citrus Council lanzaron la temporada de galletas, conocida en inglés como ‘2019 Girl Scout Cookie’, la mayor inversión financiera en niñas en Estados Unidos, a la vez que se cumplen dos objetivos: primero ser incubadora de emprendimiento para la próxima generación de mujeres líderes y, segundo, con la compra de galletas al menos ocho centavos de cada dólar van para crear fondos que se otorgan a fundaciones filantrópicas en el país.

Andrea y Camila empezaron el año pasado en la tropa 945 de las Girl Scout. Para la familia todo es nuevo, porque si bien en Chile también participaban con las Girl Scouts, será la primera vez que venderán galletas. “Van a recibir las galletas y venderlas. Van a aprender un poco lo que es tener un pequeño negocio”, mencionó Reyes, madre de las niñas y originaria de Puerto Rico.

“Es muy interesante verlas en una organización con miras al crecimiento de las niñas y que ayuda a la comunidad. Además de compartir, divertirse y tener nuevos amigos, la experiencia ha sido muy bonita para nosotros, Como papás verlas crecer en una organización y ellas se lo están disfrutando muchísimo y esperando que llegue el campamento, que es el momento más divertido para ellas”, agregó Reyes.

Investigaciones muestran que más de la mitad (53%) de las empresarias y propietarias de negocios fueron miembro de las Girl Scouts. El apoyo este programa para que realicen ventas y aprendan habilidades comerciales esenciales es imperativo para garantizar que el país tenga una fuerza laboral y economía sólida.

“Lo que yo encuentro bien interesante es cómo ellas van aprendiendo el liderazgo y cómo esto los conecta con el futuro. Me dijeron que de cada dos mujeres de negocios de Estados Unidos una fue exploradora. Las astronautas todas han sido scout, en el Senado el 70% de las senadoras fueron scout, entonces uno empieza a dimensionar el potencial que tiene el programa no solo como una actividad recreativa sino que desarrollan una serie de habilidades y refuerzan su autoestima”, señaló José, el padre de familia.

Desde usar fondos de las galletas para devolverle a nuestra comunidad hasta financiar su propia aventura al aire libre, las Girl Scouts están haciendo cosas notables que son posibles por cada venta de galletas. Sin embargo, las ganancias de las galletas de las niñas por sí solas no son suficientes para impulsar el movimiento de las Girl Scouts: invertir en las niñas es importante durante todo el año, no solo durante la temporada de galletas.

“El Citrus Council tiene una variedad de sabores de galletas y un nuevo sabor: Caramel Chocolate Chip, que se une a las clásicas Thin Mints, Caramel deLites y variedades de Shortbread, las invitamos a probarlas”, invitó Maryann Barry, CEO de Girl Scouts of Citrus Council.

Más sobre las Girl Scouts y sus galletas

Para obtener más información visite www.girlscouts.org/cookiepro.