Consejos para prestar dinero a familiares sin tener problemas después

En este tema vale más que tomes en cuenta estos consejos para mantener tus relaciones y dinero estables
Consejos para prestar dinero a familiares sin tener problemas después
Prestar dinero a un familiar es diferente a dárselo a cualquier otra persona.
Foto: rawpixel.com / Pexels

Prestar dinero a un pariente podría ser un asunto muy delicado, ya que la persona es muy cercana y no quisieras terminar molesto con ella. Sin embargo, podría haber ocasiones en que sea muy difícil negarte y te sentirás obligado a abrir tu cartera y ayudar a tu familiar.

En esos casos, valdría la pena que tomaras en cuenta los siguientes consejos, pues así podrías proteger más a tu dinero y tu relación de familia.

Presta sólo lo que puedas permitirte perder

Al prestar dinero a familiares, realmente no sabes si lo recuperarás, así que lo mejor es no usar el dinero que vas a necesitar. De hecho, una buena idea es tener en la mente que le estás regalando el dinero ‘prestado’ a tu pariente. Al hacer esto, estarías poniendo en primer lugar la relación, y si no te pagan, pues no estarás preocupado por cobrar, según recomienda el banquero, Ruthann Driscoll.

Pon todo por escrito

Si la cantidad de dinero que te están pidiendo prestado es muy grande, entonces deberías considerar poner todo el acuerdo por escrito, firmado y notariado. Esto debería de hacerse, aunque le vayas a dar el dinero al más querido de tus parientes.

En dicho acuerdo debes especificar los términos del préstamo, los plazos a pagarlo y lo que sucedería si no se liquida.

Driscoll comenta que esto te ayudará a evitar malentendidos más adelante. Además, este documento podría ser de utilidad si una de las dos partes fallece, ya que evitaría desacuerdos entre los familiares sobrevivientes.

Sólo presta dinero en efectivo

Si tu primo favorito te pide que saques una tarjeta de crédito, pero para que él la use, simplemente no lo hagas, ya que sus acciones con dicha cuenta podrían poner en riesgo tu capacidad de pedir un crédito en el futuro.

Por otro lado, si haces el préstamo con dinero en efectivo, tu puntaje crediticio quedará intacto.

Eres el que tiene más que perder

Así es, debes recordar que tú, como prestamista, no sólo estarías poniendo en riesgo tu dinero, sino también tus relaciones familiares. Es decir que, si hay algún malentendido, no sólo perderías tu dinero, sino también a tu pariente.

Por eso, considera muy, muy bien antes de prestar dinero a alguien tan cercano.

Como ves, este es un asunto delicado, cuyas consecuencias podrían ser muy negativas si no lo manejas apropiadamente. Así que ponte atento, y no dejes que las cosas se te salgan de las manos.

También te puede interesar:
Creciendo al ritmo de los ahorros