Gobernador dice que no tolerará que su estado se convierta en “santuario” de indocumentados

Ron DeSantis gobernador de Florida deja clara su lealtad a la política migratoria de Donald Trump
Gobernador dice que no tolerará que su estado se convierta en “santuario” de indocumentados
Jurisdicciones "santuario" bloquean la cooperación de policías locales con ICE
Foto: ICE

El mensaje fue duro y claro.  Ron DeSantis, gobernador de Florida dejo clara su lealtad a la política migratoria de Donald Trump y su partido al hacer una fuerte promesa.

“Florida no será un estado ‘santuario’, no permitiremos que alguien que esté aquí ilegalmente cometa una conducta delictiva criminal y simplemente sea devuelto a nuestras comunidades”, manifestó DeSantis en la alocución que da apertura oficial a dos meses de sesiones legislativas estatales.

DeSantis aseguró que no tolerará las jurisdicciones que protegen a los indocumentados.

El republicano, aliado del presidente Donald Trump, siguió el ejemplo del magnate neoyorquino en su reciente discurso del Estado de la Unión ante el Congreso de EEUU e invitó a su intervención ante el Legislativo regional a familiares de víctimas mortales de inmigrantes indocumentados.

“Aquí con nosotros hoy hay dos padres de un ángel, Bobby y Kiyan Michael, de Jacksonville. Su hijo Brandon fue asesinado por un extranjero que estaba ilegalmente en nuestro país y que fue deportado en dos ocasiones anteriores”, dijo el gobernador.

DeSantis señaló que no admitirá jurisdicciones que frustren “activamente la aplicación de la ley al proteger a los delincuentes a expensas de la seguridad pública” en referencia a las ciudades y condados que deciden no colaborar activamente con las autoridades federales en materia migratoria.

“Brandon era un joven comprometido para casarse, pero en lugar de planear una boda, Bobby y Kiyan tuvieron que planear un funeral”, manifestó el gobernador ante el Legislativo, de mayoría republicana.

DeSantis abordó además la “tragedia” de Venezuela, y reiteró su apoyo a Juan Guaidó como presidente interino del país, quien ha sido reconocido por varios gobiernos, el primero de ellos Estados Unidos.

“A la comunidad de exiliados venezolanos aquí en Florida: estamos con ustedes y con la gente de Venezuela que busca la libertad y un futuro mejor para Venezuela”, dijo.

“Es imperativo que la libertad prevalezca”, agregó el gobernador floridiano, quien lamentó que la crisis en Venezuela obedece a la “nefasta influencia del gobierno cubano”.

En ese sentido aplaudió que el Gobierno de Trump abriera este lunes la puerta para que los cubano-estadounidenses demanden a más de 200 entidades de Cuba por supuestamente beneficiarse de propiedades que fueron expropiadas tras la Revolución cubana, aunque no llegó a autorizar denuncias contra compañías extranjeras.