Varios heridos por pesadilla de fuertes vientos en crucero de Nueva York a Florida

"Había sangre por todas partes", comentó un pasajero, por el desprendimiento de varias estructuras sobre las personas
Varios heridos por pesadilla de fuertes vientos en crucero de Nueva York a Florida
El barco de cruceros "Norwegian Escape"
Foto: @NCLEscape

“Había sangre por todas partes”, comentó un pasajero sobre la pesadilla que se vivió la noche del domingo a bordo del crucero “Norwegian Escape”, sacudido por una fuerte ráfaga de viento cuando navegaba de la ciudad de Nueva York a Puerto Cañaveral, Florida.

La empresa “Norwegian Cruise Line” culpó a una fuerte y repentina ráfaga de viento por inclinar el barco, lesionando a varios pasajeros.

“Justo antes de la medianoche del domingo 3 de marzo, “Norwegian Escape” encontró un clima inesperado en forma de una repentina y extrema ráfaga de viento, estimada en 100 nudos (115 mph, 185 kph), lo que provocó que el barco se desviara hacia el lado”, escribió la línea de cruceros en Twitter.

“Se informaron sobre varios lesionados y esos huéspedes y la tripulación recibieron atención inmediata”, continuó el reporte. La línea de cruceros dijo que el barco, inaugurado en el otoño de 2015, no sufrió daños durante el incidente y continuó su itinerario a Bahamas antes de regresar a Manhattan (NY).

Los pasajeros compartieron sus comentarios sobre daños en el interior de las cabinas y áreas comunes del barco, incluido “vidrio roto por todas partes” en los camarotes y describiendo cómo los muebles y pasajeros “salían volando” a través del piso.

Lo “más aterrador acaba de pasar en este crucero. Sillas, mesas, vidrios, la gente volaba a un lado del barco”, escribió el pasajero @GVelez22.

“Todo en nuestra habitación se está cayendo y resbalándose… nunca he estado tan asustado en toda mi vida”, escribió otro usuario en Facebook, afirmando que los platos y los vasos estaban aplastados en el piso del área común, y una “máquina de lotería cayó sobre una anciana”, resultando en “sangre por todas partes”.

“Todos estaban fuera de sus habitaciones. Abrazándose, llorando, fumando”, agregó.

“No hay exageración en las declaraciones y fotos publicadas en línea. La nave estaba como a un ángulo de 45 grados… asustó a todos … pero dijeron que era normal”, afirmó otro pasajero con ironía, según el diario Sun-Sentinel.

La semana pasada, otro barco de esa naviera, el “Norwegian Gem” quedó varado en la costa de la ciudad de Nueva York después de que los fuertes vientos evitaron que atracara el lunes 25 de febrero.