Trump quiere un fondo especial para aumentar detención de inmigrantes y deportaciones

Los recursos serían manejados discrecionalmente para ICE y otras agencias
Trump quiere un fondo especial para aumentar detención de inmigrantes y deportaciones
El presidente Trump busca cumplir sus objetivos migratorios.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El Gobierno del presidente Donald Trump envió al Congreso su proyecto de presupuesto para el 2020, que contempla incrementos para cumplir sus objetivos en materia migratoria, particularmente en la persecución de inmigrantes indocumentados.

Al justificar la petición de recursos para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), la Administración federal propone la creación del “Fondo de Seguridad de Fronteras e Inmigración”, para proporcionar financiamiento adicional “para cumplir con los objetivos de seguridad fronteriza e inmigración de la Presidencia”, señala la página 51 del documento de la Casa Blanca.

Los objetivos del presidente Trump son aumentar la capacidad de detención de inmigrantes a 60,000 –actualmente tienen alrededor de 50,000– además de aumentar a 10,000 el número de camas para la detención de familias.

También se contempla contratación de 15,000 oficiales del DHS, 600 abogados al servicio de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Las cortes migratorias, a cargo del Departamento de Justicia (DOJ), se verían beneficiadas con la contratación de 100 especialistas que respalden la revisión de casos, así como 50 fiscales.

Se desconoce cuánto sería destinado inicialmente a ese fondo, pero la Administración Trump señala que se trabaja con el Congreso para ello.

“Nuestra política en el DHS frente al crecimiento de los peligros no será la ‘paciencia estratégica'”, señala Kirstjen Nielsen, titular del DHS. “Estamos reafirmando el liderazgo de los Estados Unidos. Y estamos construyendo el proyecto de seguridad nacional más fuerte que jamás se ha visto en los Estados Unidos”.

El DOJ destaca la petición de $72 millones de dólares para mejorar la capacidad “para llevar a cabo audiencias de inmigración para ayudar a combatir la inmigración ilegal a los Estados Unidos”, aunado a que estos fondos, combinados co los del DHS, ayudarían a “arreglar nuestro sistema de inmigración”, indica.

El Gobierno del presidente Trump defiende la petición de fondos para el DHS, al asegurar que con ello se protegerá a los estadounidenses; prevenir el terrorismo; vigilar las fronteras, enfrentar ataques cibenéticos y hacer cumplir las leyes de inmigración de los Estados Unidos.

Fuera del fondo especial mencionado, la Administración federal solicita $5,000 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo, aunque Reuters había informado que se pedirían $8,600, lo que desató una advertencia de cierre de Gobierno por parte de los líderes demócratas, Nancy Pelosi, en la Cámara, y Charles Schumer, en el Senado.

También se solicitan $506 millones para contratar a más de 2,800 oficiales de aplicación de la ley y personal de apoyo para la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y de ICE.

Para la atención de emergencias y desastres naturales se solicitan $19,400 millones, así como $51,700 millones para uso discrecional del DHS.