Reflexionan sobre la falta de liderazgo en la comunidad mexicana en la Florida Central

Un grupo de mexicanas se organiza para aportar apoyo y soluciones y proyectar confianza
Reflexionan sobre la falta de liderazgo en la comunidad mexicana en la Florida Central
Isaret Jeffers (al centro, de blanco), directora de Colectivo Árbol, una organización que se dedica a ayudar de los mexicanos más vulnerables, reunió a varias mexicanas profesionales y trabajadoras. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

Los mexicanos de Florida Central están dispersos, con pocas organizaciones y presencia escasa en la toma de decisiones. Pero aún así muchos mexicanos del área se han destacado en las artes y la cultura. Además esta comunidad cuenta con un consulado que si bien puede ser una ventaja en el esfuerzo por unir a la comunidad esta situación se desvanece cuando el cónsul nombrado tiene que partir. La Prensa conversó con un grupo de mexicanas que reconocen que su comunidad está dispersa, sin liderazgo por falta de interés de la misma o por miedo, ya que muchos de los que llegan carecen de documentos legales.

Isaret Jeffers, directora de Colectivo Árbol, una organización que se dedica a ayudar de los mexicanos más vulnerables como campesinos, mujeres maltratadas y analfabetas, tiene la intención de organizar y unir a los mexicanos de la Florida Central. Sus esfuerzos se concentran en asegurar acceso de los mexicanos a la educación, salud y empleo, así como atender la salud de niños, mujeres y ancianos.

El año pasado Colectivo Árbol fue parte de los esfuerzos para unir a las familias por medio del programa humanitario Mineros de Plata, que trajo a 38 padres, mayores de edad, que tenían más de cinco años de no ver a sus hijos. El programa fue patrocinado por el gobierno de Guanajuato, con la ayuda del Consulado de México en Orlando.

“Mi gran meta es unir a la comunidad mexicana, es por eso que hoy reuní a varias mujeres mexicanas poderosas en diferentes ámbitos como la fotografía, música, educación, periodismo y trabajadoras que limpian cuartos en los hoteles, todas son importantes”, dijo Jeffers, quien organizo el festejo del Día Internacional de la Mujer en la Lechonera el Jibarito. “Mi organización Colectivo Árbol ya tiene un grupo de mexicanas y mexicanos que nos siguen y están al pendiente de lo que hacemos y nos están apoyando en todos los planes que tenemos, para mí era lo más importante. Porque para llegarles a los mexicanos es difícil y yo como mexicana aunque era mi gente fue muy difícil”.

Agregó que para paliar un poco el miedo que sienten los inmigrantes sin papeles están asesorando a la comunidad con abogados de inmigración y con talleres educativos. También dijo que se han unido a otras organizaciones de Miami, Tampa, Tallahassee y Florida Central que apoyan a inmigrantes. “En cuanto supimos que el gobernador [Ron DeSantis] habló de perseguir a las ciudades santuario inmediatamente nosotros como organización enviamos a todos nuestros grupo documentación para saber qué hacer si los agentes de ICE tocan la puerta o los detienen manejando”, aseguró la activista.

Martha Coronel tiene 32 años viviendo en Orlando. Ella maneja la página en Facebook ‘Mexicanas en Orlando’, donde hay un grupo de más de 100 mujeres con el ideal de ayudar a la comunidad y surgió como parte de resolver esa nostalgia y conectarse unas con otras. “Estoy fascinada, ya he ido a dos reuniones y no puedo esperar a las posadas con nuestros mexicanos”, afirmó.

Gisella Maldonado, patóloga veterinaria y jefa del Departamento de Patología Estatal de la Florida, también es directora del ballet folclórico de México Lindo. Afirmó que hacen falta organizaciones mexicanas porque son muy pocos los mexicanos y los que hay están desperdigados. Señaló que el sentimiento antiinmigrante que comenzó atacando a los mexicanos es un dolor muy fuerte para la comunidad.

“Pero eso nos debe hacer más fuertes y crear conciencia a los que tenemos la ciudadanía, los que tenemos la voz para hablar por ellos. Primero no dejarnos y luego exaltar lo que damos a la comunidad. Los inmigrantes aunque algunos no tienen papeles no son fantasmas. Hay que darse cuenta de que sin el trabajo de ellos no tendríamos alimentos, casas reparadas y cosas que nos dan comodidad”, dijo Maldonado, quien es originaria de la Ciudad de México y lleva 18 años en Florida.

Beatriz González Padilla, también originaria de la Ciudad de México, tiene una organización sin fines de lucro que se dedica a apoyar el arte, la cultura y el medio ambiente. “Siento es que estamos muy regados, no estamos concentrados en un lugar y además la gente tiene miedo”. Agregó que Estados Unidos y Florida son su nueva casa y es necesario servir al nuevo país, involucrándose en las directivas y también ser voluntarios para participar en asuntos que beneficien a todos.

“No hay tanto liderazgo de los mexicanos y no solo de los mexicanos. Lo que pasa es que Florida era un estado para quedarse poco tiempo y luego irse a otro. En mi primer vecindario donde viví, las familias no duraban mucho, llegaban y se mudaban y entonces no había ese sentido de comunidad y eso se refleja en las posiciones de liderazgo”, dijo Ka Malinalli, artista visual que participa en festivales culturales para dar a conocer las tradiciones mexicanas. “Yo creo que el movimiento antiinmigrante nos ha hecho reconsiderar nuestro papel en la sociedad. Yo llevo casi 20 años en Florida, yo no vengo de pasada y tenemos que defender nuestro lugar en la sociedad porque estamos contribuyendo”, comentó.

Más sobre los mexicanos en Orlando

Visita en Facebook las página de Colectivo Árbol en www.facebook.com/14isa/

El Consulado de México

Más sobre sus servicios en Orlando en consulmex.sre.gob.mx/orlando/