5 técnicas de rejuvenecimiento vaginal: ¿Cómo funcionan?

Te contamos en qué consisten las más populares
5 técnicas de rejuvenecimiento vaginal: ¿Cómo funcionan?
Hay diversos métodos de rejuvenecimiento vaginal.
Foto: Shutterstock

Recuperar la elasticidad y tonificar los músculos vaginales son algunos de los objetivos que persiguen las diferentes intervenciones estéticas que ofrecen regresar a los genitales femeninos, algo de su condición previa a los partos, los efectos hormonales o el implacable paso del tiempo.

Pero ¿cómo funcionan las técnicas de rejuvenecimiento vaginal? El ginecólogo Nicolás Berreni explicó las implicaciones de estos procedimientos estéticos y recuperamos algunos de sus conceptos.

Láser

La aplicación de láser en la zona vaginal ofrece reforzar la estructura urinaria, especialmente para tratar la incontinencia y la laxitud vaginal. Según Berreni, el láser quema la superficie de las mucosas para que se formen células nuevas y debe aplicarse con anestesia local. El uso de láser en la zona genital es prácticamente nuevo, por lo que se desconocen a ciencia cierta sus efectos secundarios.

Inyecciones de PRP

Además de regenerar el tejido, las inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP) ofrecen nutrir las mucosas para hidratar la vagina y evitar la resequedad. A la paciente se le extrae una muestra de sangre que se centrifuga para separar plaquetas, plasma y glóbulos rojos. El plasma enriquecido se inyecta en las paredes superficiales de la vagina en una sesión de 40 minutos. Posteriormente se necesitarán sesiones de mantenimiento cada año. También se utiliza para tratar la incontinencia.

Inyecciones de ácido hialurónico

Se utilizan para aliviar la resequedad vaginal provocada por la deficiencia de estrógenos que, a su vez, es causada por cambios hormonales o ciertos tratamientos médicos. Una vagina reseca conlleva dolor durante el coito (dispareunia) y molestia genital. Según Berreni, las inyecciones de ácido hialurónico se aplican con anestesia local y su efecto dura unos 9 meses, por lo que transcurrido ese lapso será necesario administrar otras inyecciones de mantenimiento.

Lipoestructura de relleno

También conocida como “lipofilling”, esta técnica consiste en inyectar grasa de la misma paciente en la zona vaginal, específicamente en los labios mayores, para contrarrestar la flacidez. Se trata de una intervención con anestesia local que dura aproximadamente dos horas. Para reactivar la vida sexual se debe esperar un mes y un 30 por ciento de la grasa se reabsorbe en tres meses.

Radiofrecuencia

Se trata de un procedimiento para calentar la mucosa y, así, estimular la producción de colágeno que reafirme el tejido vaginal. De esta manera, la radiofrecuencia ofrece recuperar el tono muscular y la elasticidad de los genitales femeninos. Se realiza a través de equipo especializado, sin dolor, en dos o cuatro sesiones de 30 minutos con un periodo de descanso de dos semanas o un mes entre cada una. Es posible volver a las actividades cotidianas de inmediato y tener relaciones sexuales dos o tres días después. También sirve para tratar la incontinencia urinaria.

Antes de someterse a cualquier proceso de rejuvenecimiento vaginal, lo ideal es informarse sobre las mejores opciones para cada caso individual y asegurarse de que el especialista que realizará el procedimiento, sea un médico ginecólogo certificado y especializado en estas técnicas.