Aumentan los casos de sarampión

Las personas infectadas viajaron recientemente al exterior y no habían recibido la vacuna
Aumentan los casos de sarampión
En los primeros tres meses de 2019 se reportaron 228 casos de sarampión.

Veinte años atrás, en EEUU, se creía que el sarampión era una enfermedad del pasado, y que había sido totalmente erradicada gracias a la creación de la vacuna, y sin embargo, solo entre enero y marzo de este año, se reportaron 228 casos de sarampión, comparado con 372 casos reportados durante todo el año pasado.

Los brotes de la contagiosa enfermedad fueron reportados en Washington, New York City, Texas, Illinois y California. Según información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades , las personas que no son vacunadas tienen un 90% de probabilidades de contraer sarampión cuando están expuestas a una persona enferma.

Los brotes han sido asociados a personas que viajaron a países como Israel y Ucrania, donde aún existe la enfermedad. Según el Departamento de Salud de la Ciudad de New York, los 133 casos de Brooklyn y Queens pertenecen a la comunidad judía ortodoxa y se contagiaron al viajar a Israel.

En contra de las vacunas

¿Por qué hay padres que se niegan a vacunar a sus hijos?

Jessica Maldonado, residente de Burbank y madre de un niño autista de 10 años de edad, está convencida de que fueron las vacunas las que le causaron el autismo a su hijo.

“Hasta los dos años mi hijo era diferente. Todavía me acuerdo como si fuera hoy, cuando volvimos de darle las vacunas, enseguida noté el cambio”, aseguró en entrevista con La Opinión.

La teoría de que las vacunas pueden causar autismo no es nueva y tiene su origen en un estudio realizado en 1997 por el cirujano británico Andrew Wakefield y publicado en la revista médica “The Lancet”. En su estudio, Wakefield sugería que la vacuna de paperas-sarampión-rubeola (MMR por “measles-mumps-rubella”) acrecentaba la incidencia de autismo en los niños.

Desde entonces, la teoría de Wakefield ha sido desacreditada; el cirujano perdió su licencia médica y la revista se disculpó por su publicación. Pero la creencia de que las vacunas pueden causar autismo sigue presente en miles de padres. El origen del autismo aún se desconoce, pero las últimas evidencias indican que este podría desarrollarse en la matriz, incluso antes de que la madre dé a luz.

“Yo sé lo que sé. Como madre, conozco a mi hijo y me arrepiento de haberlo vacunado”, respondió Maldonado a la explicación de que las vacunas probablemente no causaron el autismo de su hijo.

Los niños son especialmente vulnerables al sarampión. (archive)
El sarampión se manifiesta con sarpullido y altas temperaturas.

Qué es el sarampión

El sarampión es una infección viral altamente contagiosa, que se propaga en el aire, a través de tos y estornudos. Según información del CDC, los síntomas de la enfermedad aparecen generalmente entre 7 y 14 días después del contagio. Dichos síntomas incluyen tos, alta temperatura, mucosidad, y ojos irritados

A estos síntomas le siguen puntitos blancos en la boca, y luego un sarpullido en la cara, cuello, tronco, brazos, piernas y pies de la persona contagiada. Con la aparición del sarpullido también aumenta la temperatura, que puede sobrepasar los 104 grados Fahrenheit. Las complicaciones del sarampión incluyen neumonía, e inflamación del cerebro.

La vacuna es efectiva en el 97% de los casos. Los adultos que no fueron vacunados de pequeños pueden hacerlo de grandes; mientras que aquellos que ya tuvieron la enfermedad, o los nacidos antes de 1957 son inmunes al contagio.

Los adultos también pueden vacunarse.

Regulaciones en California

¿Es obligación vacunar a los hijos?

Uno de los requisitos para que los niños vayan a la escuela es que tengan sus vacunas actualizadas. En 2015, como respuesta al brote de sarampión en Disneylandia, en 2014, el exgobernador Jerry Brown aprobó la ley SB 227 que eliminó las excepciones a las vacunas por razones no médicas. La aprobación de la ley resultó en un aumento en el índice de niños vacunados al entrar a Kindergarten.

En el mismo periodo, el número de excepciones médicas para no vacunar a los niños se triplicaron. La Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP) expresó su frustración por el aumento de dichas excepciones.

“Estamos muy preocupados por los médicos que ofrecen excepciones que no están basadas en la condición médica del paciente, como lo especifica la ley”, indicó la organización en un comunicado.

Un estudio de AAFP encontró que una médica que prescribió un alto número de excepciones cobraba $300 por cada excepción temporaria de tres meses. El estudio también encontró excepciones hechas por dermatólogos y cardiólogos que generalmente no tratan a niños, así como excepciones prescriptas por enfermeras. También se encontraron médicos que prescribían excepciones a las vacunas por una cantidad determinada de dinero.

Grupos anti- vacunas

Maldonado y cientos de padres y activistas aseguran que las vacunas son peligrosas y no creen en los argumentos que las defienden.

“Las vacunas tienen mercurio, y neurotoxinas y no deberían ser obligatorias”, opinó Maldonado.

En las redes sociales aún existen numerosos que se oponen a las inmunizaciones. La semana pasada, Facebook anunció que retiraría los anuncios de dichos grupos.

“En Facebook, estamos trabajando para hacer frente a la información errónea sobre las vacunas, reduciendo su distribución y proporcionando a las personas información autorizada sobre el tema”, dijo Monika Bickert, vicepresidenta de políticas globales de Facebook, en un comunicado.

A su vez, YouTube anunció en febrero que retiraría los videos de grupos que se oponen a las vacunas.

Alrededor de 100,000 niños en EEUU no han sido vacunados según las recomendaciones médicas. La Organización mundial de la salud considera la campaña anti vacunación como una de las mayores amenazas para la salud global.