¿Un inmigrante puede enfrentar cárcel por utilizar un número de seguro social de otra persona?

La discusión en la Corte Suprema sobre el caso de tres hispanos en Kansas abre el debate
¿Un inmigrante puede enfrentar cárcel por utilizar un número de seguro social de otra persona?
El número de seguro social es personal.
Foto: Archivo

La Suprema Corte aceptó la apelación del estado de Kansas por el caso sobre Ramiro García, Donaldo Morales y Guadalupe Ochoa-Lara, quienes habrían proporcionado a sus empleadores números de seguro social que no eran suyos, por lo cual enfrentaron proceso por robo de identidad.

Sin embargo, la Corte Suprema de esa entidad anuló las condenas contra estos inmigrantes, al considerar que una norma federal de 1986, la ley de Control y Reforma de la Inmigración (IRCA, en inglés), impide a los estados procesar a una persona por el hecho arriba descrito, y ahora el tema está en manos del máximo tribunal estadounidense, como se indica en el documento 17-834 Kansas V. Garcia.

Eso no significa que un inmigrante pueda utilizar números de seguro social reales de otras personas para entregarlos a un empleador. No es lo que discutirán los jueces, sino que, con base en normas estatales, el Gobierno de una entidad puede procesar a un extranjero que utilice documentos que no son suyos para conseguir un trabajo.

A través del Formulario 1-9, el Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) exige a un empleador demostrar que ha contratado a una persona con permiso laboral, es decir que tiene un pasaporte de los EEUU, Autorización de Empleo, una tarjeta de Residencia Permanente o cualquier otra visa que permita ser empleado en el país, como aquellas establecidas por tratados comerciales con otras naciones.

“Hay dos componente en este litigio, la Corte a decidido tomar el caso para determinar si un estado puede perseguir a estos inmigrantes”, indicó el Dr. Nelson Castillo, abogado migratorio, quien explicó el uso del Formulario I-9 para que una persona demuestre que puede trabajar en el país.

“En el contexto de personas indocumentadas que no tienen autorización legal… obvio ellos no pudieran llenar ese documento porque no tienen la autorización”, acotó el experto. “Si ellos van y compran algún docuimento falso, para dárselo a un empleador y conseguir ese trabajo, están desde luego mintiendo en ese formulario”.

Se pidio a la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) enlistar los procesos federales que enfrentan inmigrantes si utilizan documentos falsos o reales –pero de otras personas– para conseguir un empleo, y aunque no hubo una respuesta inmediata, a mediados de 2018, el portavoz Khaalid Walls indicó a este diario que hay cuatro delitos por los que se podría perseguir a extranjeros que utilizan papeles que no corresponden a su identidad.

Estos son: falsa personificación de un ciudadano de los Estados Unidos; falsa declaración o reclamo de ciudadanía para obtener un beneficio federal o estatal de empleo; fraude y actividad relacionada con la identificación características e información de autenticación de documentos, y robo de identidad con reconocimiento.

El Dr. Castillo señala que la discusión en la Corte Suprema se enfoca al hecho si una persona puede ser perseguida por partida doble por un mismo delito.

“Una persona pudiera ser procesada en dos diferentes lugares por crímenes que estén escritos en los libros… (como) estar usando documentos falsos en un contexto federal”, expuso. “Se va a discutir cuáles son los elementos que el estado puede utilizar para encontrarlo a usted culpable del crimen… y qué clase de eviencia utilizar, para demostrar el robo de identidad con base en una ley estatal, no lo que pudiera ser federal”.

Los dos aspectos que el Dr. Castillo refiere están en el documento 17-834 Kansas V. Garcia: 1) si IRCA impide que los estados usen información en el Formulario I-9 para perseguir a cualquier persona, cuando esos datos se encuentran en otros documentos de impuestos estatales, rentas o solicitudes de crédito, y 2) si IRCA prohíbe a las entidades el uso de toda esa información para cualquier propósito, incluso si el Congreso local tiene el derecho de crear las normas estatales.

El experto recomienda a inmigrantes –indocumentados o legales– no utilizar documentos falsos o de otras personas.

“¿Cuál es el mensaje que debemos dar a la comunidad inmigrante: no usar documentos falsos”, indicó. “Que no roben identidades de personas, hacerse pasar como ciudadanos y otras cosas que la ley penaliza”.