Piden frenar en el Senado de Florida iniciativa de ley que prohíbe ciudades santuario

La propuesta SB 168 obligaría a las autoridades y policías locales a mantener retenidos a inmigrantes a petición de las agencias de Inmigración y a colaborar obligatoriamente con estas
Piden frenar en el Senado de Florida iniciativa de ley que prohíbe ciudades santuario
Athziry Barrera, beneficiaria del programa DACA, Nancy Batista, directora regional de Mi Familia Vota en Florida, se oponen a la iniciativa de ley antiinmigrante SB 168. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

Funcionarios, líderes comunitarios y organizaciones del área de Orlando están a la expectativa y se preparan para actuar ante la posible aprobación de una ley antiinmigrante en Florida. La iniciativa de ley SB 168 del Senado estatal tiene como objetivo forzar a los funcionarios locales a cumplir con las solicitudes del gobierno federal, conocidas como “detenciones de inmigración”, que se solicita a las agencias del cumplimiento de la ley para que mantengan retenidas a las personas que se cree “extranjeros removibles bajo la ley federal de inmigración”.

El proyecto también crea reglas relacionadas con prohibir las políticas de “santuario” y exigir que las autoridades estatales y locales cumplan con las disposiciones de la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE). El proyecto de ley también otorgaría estatus de denunciante a los oficiales que denuncian a inmigrantes indocumentados.

“La Ciudad de Orlando no es una ciudad santuario, pero sí tenemos un Acta de Confianza en la cual le estamos diciendo a nuestros indocumentados de buen carácter moral que la policía de nuestra ciudad no los perseguirá por el sólo hecho de que sean o se vean indocumentados, solamente se ejecutará el proceso sí existe una orden firmada por un juez federal”, comentó a La Prensa el comisionado de la Ciudad, Tony Ortiz, quien explicó que el Acta de Confianza o Trust Act tomó más de año y medio en estudiarse, incluso Ortiz viajó a Boston para reunirse con funcionarios públicos y aprender sobre una legislación similar implementada en esa ciudad. El Trust Act conseguría que los inmigrantes se sientan seguros en la ciudad.

Pero como parte de su campaña de elección, el gobernador de Florida Ron DeSantis mostró una postura de inmigración de línea dura, y por eso está presionando fuertemente a la legislatura para que se apruebe la SB 168 que “acaba con las ciudades santuario”. El senador Joe Gruters, un republicano de Sarasota que cumple una doble función como presidente del Partido Republicano de la Florida, es quien patrocina la prohibición de las ciudades santuario.

Y si bien no existe una sola ciudad santuario en Florida, el presidente del Comité de Revisión de la Constitución estatal, el senador Tom Lee, dijo que definirla en la ley es importante para abordar una ciudad santuario potencial en el futuro. El comisionado Ortiz dijo que la Ciudad de Orlando no tiene ‘holding cells’ (cárceles), entonces no tiene la capacidad de detener a inmigrantes en tanto son investigados, sino que esa capacidad se le ha dado al Condado de Orange en su sistema de corrección.

“En la Ciudad de Orlando aprobamos el Trust Act, yo no creo que el mismo sea conflictivo con la medida propuesta por el gobernador. Es importante establecer que existen unos derechos inalienables de todo ser humano que no se pueden violar. Cada persona está protegida por la cuarta enmienda de la Constitución estadounidense, la cual protege al ciudadano en contra de pesquisas y aprehensiones arbitrarias. Siempre y cuando exista una orden firmada por un juez federal la policía asistirá a la agencia correspondiente”, expresó Ortiz.

El comisionado de la ciudad de Orlando Tony Ortiz. (Roxana de la Riva / La Prensa)

Las detenciones de indocumentados, que han generado demandas legales en todo el país, permiten a los funcionarios locales mantener retenidas a personas hasta 48 horas después de que de otro modo hubieran sido liberados. Los críticos sostienen que las detenciones no son confiables y han resultado incluso en riesgo de deportación de ciudadanos americanos. Además, 37 de los 67 alguaciles del estado actualmente tienen algún tipo de acuerdo con ICE que permite a los funcionarios locales mantener a personas elegibles para la deportación encerradas hasta que los agentes de inmigración los puedan recoger o puedan ser transportados a centros federales de detención de inmigrantes.

“Esta ley es terrible porque dice que la policía local debe aplicar la ley antiinmigración, pero abre la puerta para perseguir por perfil racial. En otros estados, como Arizona o Alabama, ciudadanos puertorriqueños y mexicanos que nacieron aquí los pusieron presos en el proceso de inmigración. Y lo peor es que inmigración no es como una corte normal donde en 48 horas estás frente al juez. Ellos te pueden detener indefinidamente, por meses”, aseguró Alex Barrio, de Alianza for Progress, una organización que apoya políticas progresistas. Agregó que de ser necesario se van a unir a otras organizaciones para apoyar demandas en caso de que se dé una violación de derechos de los ciudadanos americanos.

Nancy Batista, directora regional de Mi Familia Vota en Florida, dijo que con la SB 168 están tratando de imponer que los policías tengan el rol de agentes de inmigración y puedan parar a cualquier persona, con la posibilidad de hacer un perfil racial como en Arizona con la SB 1070, donde a cualquier persona que no tiene documentos la entregaban a ICE.

“Eso es lo que quieren aquí, el poder para preguntar si tienen papeles o no. Hasta en las escuelas tenemos más policías y ellos pueden parar a los padres que van a dejar a los niños. Además Florida es un estado turístico y eso nos va a afectar económicamente. Digamos que la gente no va querer venir a Disney porque va a ser un estado antiinmigratorio y las personas de otro país no van a querer venir porque no se van a sentir bienvenidos”, comentó la activista.

Batista dijo que viajarán a Tallahassee, la capital de Florida, el 25 y 26 de marzo para presionar a los legisladores a que no voten por la iniciativa SB 168 y esperan que en las próximas dos semanas se trate de votar la ley para enviarla al pleno del Senado. Por eso es la primera vez que están trabajando varias organizaciones no latinas y grupos de puertorriqueños que temen que haya perfil racial. “Es importante que la gente llame, envíe cartas o correos electrónicos a sus legisladores para oponerse a la ley”, aseguró.

Athziry Barrera, beneficiaria del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), se ha sumado a la lucha contra la iniciativa SB 168. Ella explicó que la medida afectaría a toda la comunidad y no solo a los inmigrantes, por eso hace un llamado a todo el público para que se una a la lucha y no dejar que pase la ley.

“Hemos visto muchas demandas porque les violaron los derechos civiles a nuestra comunidad solo por su perfil racial y está ley en Florida afectaría a latinos, incluso ciudadanos, porque está basada en perfil racial o por tener un acento. Además si los policías se ponen a hacer el trabajo de inmigración no van a poder atender a la comunidad y se han visto varios departamentos de policía que han entrado en estos contratos y es cuando salen todas las demandas porque los policías no están entrenándose para este tipo de trabajo”, aseguró Barrera.

Los detalles de la SB 168

Consulte el contenido de esa iniciativa de ley y su estatus en el proceso legislativo en http://www.flsenate.gov/Session/Bill/2019/00168