Comunidad boricua reacciona a la tensión entre Rosselló y Trump

Comunidad boricua reacciona a la tensión entre Rosselló y Trump
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Foto: Getty Images

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, de repente comenzó a hablarle fuerte al presidente estadounidense Donald Trump. La semana pasada el gobernador puertorriqueño se dirigió a la audiencia por medio de un programa de la cadena americana CNN para decir que sus funcionarios no serán intimidados por Trump y su administración. “Si el bully se acerca, le daré un puñetazo en la boca”, dijo Rosselló, al parecer refiriéndose al presidente de Estados Unidos.

“El problema que tiene el gobernador Ricardo Rosselló es no haber hablado desde el principio de la grave situación que vive el pueblo de Puerto Rico y la desconfianza que Washington tiene la administración de la isla; además Carmen Yulín Cruz, tras anunciar su candidatura, [en el grupo de Rosselló] están que no saben qué inventarse para llamar la atención de los medios, en especial los anglos que le dan más cobertura a la alcaldesa Carmen Yulín Cruz”, dijo Julio Zayas, líder comunitario puertorriqueño y quien vive en Altamonte Springs, ciudad cercana de Orlando, Florida.

El presidente Trump y la Casa Blanca han expresado su oposición a otorgarle más fondos a Puerto Rico para la recuperación de los huracanes Irma y María. Según se informó, Trump le dijo a los legisladores republicanos durante una reunión a puerta cerrada la semana pasada que Puerto Rico había recibido demasiado dinero para su reconstrucción después del huracán María. La cantidad “está fuera de proporción con lo que se ha otorgado a Texas, Florida y otros estados”, dijo el presidente, según informó el senador Marco Rubio a NBC News.

Rosselló le dijo a CNN que “sería un error confundir la cortesía con el coraje”. Mientras tanto, muchos en Puerto Rico y Florida están tratando de averiguar dónde estaba toda esta valentía cuando el presidente visitó y arrojó toallas de papel a los sobrevivientes del huracán durante su visita en octubre de 2017. Trump también afirmó que Puerto Rico no había sufrido una “verdadera catástrofe” como la del huracán Katrina en Nueva Orleans.

José Colón, quien vive en la isla caribeña y se dedica a hacer herrería, dijo que él apoya a su gobernador Rosselló sobre un “racista” como es Trump. “Sí, entiendo que hasta ahora sacó más carácter, pero también creo que es porque se están acercando las elecciones”, dijo el puertorriqueño.

“El gobernador está desesperado porque sabe que la historia lo recordará como un cobarde”, dijo Carmen Yulín Cruz, alcaldesa de San Juan que recordó en un tuit que cuando Rosselló tuvo que pedir acción al presidente prefirió elogiarlo. Ella se está postulando para gobernadora en 2020. “Al darse cuenta [ahora] de que su actitud complaciente hacia Trump lo está perjudicando políticamente, el gobernador finge estar enfrentándose con Trump”.