El alguacil de Osceola expresa su compromiso con la comunidad hispana

Russell Gibson habló de la actitud y los programas que la Oficina del Alguacil de Osceola realiza para proteger a los latinos de la región y en general a toda la población
El alguacil de Osceola expresa su compromiso con la comunidad hispana
Russell Gibson, alguacil del Condado de Osceola. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

Como parte del área metropolitana de la Florida Central, el Condado de Osceola registra el más rápido crecimiento de población hispana en la región y según proyecciones del Orlando Economic Partnership se estima que el crecimiento de este segmento de la población, que ya no será una minoría, será del 76%. Para Russell Gibson, alguacil del Condado de Osceola y quien ha vivido allí por más de 32 años, es importante entender quién vive en el área y realizar cambios en su agencia para servir mejor a la comunidad sin líneas divisorias entre policías y ciudadanos.

En entrevista con La Prensa, Gibson explicó que las cifras dicen que hay 356,000 habitantes en Osceola que en realidad pueden ser 400,000, pero solo el Censo del 2020 arrojará datos precisos. “Nos dará un claro entendimiento de lo que tenemos aquí en Osceola. Los últimos números que tenemos es que el 52% de los residentes de aquí son hispanos”, comentó Gibson.

Acompañado por el mayor Jacob Ruiz y Bethzaida García, coordinadora de Relaciones Públicas de la Oficina del Alguacil, Gibson explica por qué diversificó el comando de empleados, encabezado por Ruiz, y a otros capitanes hispanos. Afirma que se nombraron en esa posición no por ser hispanos, sino porque merecen estar allí ya que son inteligentes, saben resolver problemas y situaciones. Además en esa agencia constantemente están contratando policías, pero también oficiales de comunicaciones, forenses, técnicos y otros puestos para las personas que quieran hacer una carrera en la Oficina del Alguacil.

Gibson dijo que las puertas están abiertas para policías de Puerto Rico que quieran hacer una carrera en su agencia y recordó que hace tres meses tuvieron unos seminarios en la iglesia del pastor Henry Patiño, dirigida a oficiales boricuas que contemplan venir a Estados Unidos y hacer una carrera de policía. “Llegaron 500 personas y les explicamos cómo obtener la certificación, también explicamos cómo pueden obtener un inglés al nivel del trabajo y los asistimos si para ello se deben inscribirse en clases de inglés”, aseguró Gibson.

Un problema que tiene muy activo a los detectives del Condado de Osceola son operativos policíacos en hoteles y moteles en la zona oeste, donde frecuentemente se ve el tráfico humano que puede utilizar la industria del turismo para realizar fechorías, ya que alquilan cuartos de hoteles. Se sospecha que hay niños desaparecidos de otros estados del país que pueden ser esclavos sexuales aquí, por eso siempre están activos los detectives en investigaciones de tráfico humano.

Pero hay otras víctimas de este mal social y son adultos mayores que son un blanco fácil para jóvenes que se hacen sus amigos, literalmente los secuestran, se los llevan a otros estados donde toman sus cheques del Seguro Social y no les dan nada. Eso es otra forma de tráfico humano.

Gibson se compromete a mantener a sus ciudadanos seguros al demostrar un sentido de compasión y equidad con todas las comunidades y también para quienes están en el país con o sin documentos. Recordó que algunos agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos mejor conocida como ICE, lo visitaron cuando recién había tomado la oficina para firmar un acuerdo de retener a indocumentados en la cárcel hasta que ellos pudieran tomar custodia de ellos.

“Yo les expliqué que la oficina del Alguacil de Osceola no maneja la cárcel de Osceola. Yo pensé que ellos sabían eso, porque de otra forma ello no estarían hablando conmigo”, dijo el jefe policíaco y explicó que solo hay cinco oficinas del Alguacil que no operan cárceles y una de ellas es Osceola. Mencionó que esa tarea le concierne a la Comisión del Condado desde 1997, que sigue bajo el Sistema de Retirados de Florida, que dice que está bien siempre y cuando no traten de privatizar las cárceles porque según su experiencia eso podría perjudicar la seguridad de los ciudadanos que viven en el condado y los turistas que llegan.

El funcionario comenzó su carrera en la fuerzas del orden en 1985 en el Departamento de Policía de Brookfield Township, en Ohio, pero fue en 1987 que llegó a la oficina del Alguacil del Condado de Osceola como sargento en el Departamento de Corrección. Recordó que entonces tenía que vestir al estilo “cowboy” con botas y sombrero de vaquero: “Venía a obtener experiencia y regresar a casa a Ohio, pero Dios tenía otros planes para mí”.

Gibson va a competir por la reelección en 2020, por eso ha hecho reuniones con voluntarios que quieran ayudar en su campaña. Busca la postulación en elecciones primarias que son por el Partido Demócrata. Confía que el trabajo, la perseverancia, dedicación y la reputación que ha establecido en la comunidad le ayudarán a ganar una posición que no tiene límites de reelección.

El jefe Russell Gibson con el capitán Jacob Ruiz y Bethzaida García, coordinadora de relaciones públicas de la Oficina del Alguacil del Condado de Osceola. (Roxana de la Riva / La Prensa)

Durante la conversación Gibson habló del Movimiento MANicure para la prevención del abuso infantil y en el que su oficina participa por segundo año. Fue un momento emotivo para el funcionario que visiblemente emocionado confesó que el abuso de niños toca su corazón porque tuvo un padre fuerte y estricto que al disciplinar maltrataba a su hijo. “Yo fui niño abusado. Mi padre antes de morir me pidió perdón, por eso ver niños maltratados me rompe el corazón cuando sabes la realidad por la que algunos niños han pasado”.

También le conmovió el visitar a las personas que fueron desplazadas de Puerto Rico por el huracán María y pasaron casi un año en diferentes hoteles. “Ellos sufrieron grandemente. Mis conciudadanos fueron desplazados por una tormenta y los visitamos a esos hoteles en las Navidades para que se sintieron un poco como en su casa”, dijo el alguacil.

Finalmente dijo que su administración ha sido mesurada con el presupuesto y ahorró un total de $1.6 millones que regresó al Condado de Osceola como fondos no usados. “Aprendí a ser frugal porque cuando corrí mi campaña fue sin dinero, así que tenía que convertir un centavo en un dólar”, finalizó el funcionario y dijo que está abierto para conversar en persona con cualquier ciudadano.

Más sobre el Alguacil de Osceola

Visite el sitio en internet www.osceolasheriff.org/meet-the-sheriff