El ramen de wagamama en casa

Compartimos la receta de la famosa cadena panasiática y te decimos cómo comerla como un verdadero experto
El ramen de wagamama en casa
Foto: Cortesía

Famosos por su comida panasiática, donde resaltan los sabores japoneses con influencias coreanas, tailandesas y chinas, los restaurantes de la cadena inglesa wagamama siguen ganando fans por todo el mundo.

Este restaurante, del que ya hay unos 196 locales en 27 países todo el mundo, seis de ellos en Estados Unidos (tres en Nueva York y tres en Boston), han apostado por alimentar el cuerpo, “pero también el alma”.  Tienen una amplia selección de platos que van desde los teppanyakis,  los donburis y diversos tipos de currys.

Katsu curry de pollo

Pero uno de los favoritos de su numerosa clientela son los ramens, esa sopa a base de nooodles hechos de trigo y huevo o arroz, que forman parte de la historia de wagamama desde sus inicios hace más de 25 años, y son elaborados en casa con una amplia variedad de ingredientes frescos.

Este sabroso plato originario de China, llegó a Japón a principios de la década de 1920, donde fue evolucionando, enriqueciéndose y popularizándose. Hoy en día, es uno de los imprescindibles de la cocina asiática a nivel internacional y cuenta con legiones de fans. En occidente ya es fácil degustar un buen ramen pero ¿realmente sabemos cómo comerlo?

Para responder a esa pregunta, wagamama (www.wagamama.us/) propone 10 divertidos consejos para aprender a hacerlo como un verdadero profesional, saborearlo al máximo y no dejar nada en el bol:

  • Agradece. itadakimasu es la palabra que utilizan en Japón en señal de respeto antes de comer. No significa “buen provecho”, ni se dice a los demás. De hecho, no hace falta ni pronunciarlo en alto, vale con pensarlo. Expresa agradecimiento hacia los alimentos, las personas que los han cultivado, las que los han cocinado y servido, incluso a la naturaleza misma, por haberlos creado.
  • Mira. La cultura japonesa da mucha importancia a lo estético, también en lo que se come. Por eso se cuida mucho el emplatado. Cuando te sirvan ramen aprecia su composición, cómo lo han elaborado especialmente para ti.
  • Huele. Disfrutar un ramen es un ritual casi solemne en el que participan todos los sentidos y el olfato es capaz de transmitir muchos matices y sensaciones. Date el gusto de olerlo antes de devorarlo.
  • No tardes. El ramen se sirve y se come al momento. Es un plato que por sus características empieza a perder sus matices a partir de los 10 minutos. Existen restaurantes en Japón que incluso prohíben hablar mientras se come. Hay que respetar el momento y disfrutarlo como una experiencia gastronómica.
  • Uno a uno. Lo ideal es no revolverlo todo en el bol, sino comer cada uno de los topping del ramen por separado para poder apreciar los sabores de forma individual.
  • Moja. El caldo es la parte fundamental del ramen. se debe aprovechar para ir mojando en cada bocado los topping. ¿y por qué no mojar un side? Por ejemplo, las gyozas encajan a la perfección.
  • Acerca. A la hora de comer los noodles no trates de enrollarlos en los palillos. Debes ayudarte de ellos para cogerlos, acercarlos a la boca y sorberlos.
  • Sorbe. Hay que tomarlo muy caliente.Por eso, para no quemarse, hay que sorber tanto los noodles como el caldo.Y sí, hacer ruido está permitido.De hecho, en Japón es de buena educación hacerlo para mostrar que estamos satisfechos con la comida.
  • Bebe. El caldo se bebe con ayuda de la cuchara, pero las últimas gotas se deben tomar bebiendo directamente del bol, cogiéndolo con las manos. Este gesto también es un alago para el chef.
  • Sonríe. Por supuesto, comer ramen no tiene unas normas cerradas, estas son solo algunas ideas. Por eso el décimo consejo es centrarse en disfrutar y no dejar de experimentar por uno mismo.

 

Ramen de pollo con chili

Ingredientes:

500 ml de caldo de pollo

2 cucharadas de salsa sriracha

150g de buenos fideos de huevo

1 pechuga de pollo, marinado en puñado de brotes de soja.

¼ de cebolla roja, en rodajas finas

1 cebolla tierna, picada

1 chile rojo fresco, en rodajas

Para marinar el pollo:

2 cucharadas de salsa de soya

1 cucharadita de jengibre recién rallado

Adornar:

unas ramitas de cilantro ¼ de lima

Preparación:

Marinar la pechuga de pollo durante 1 hora antes de colocarla en un horno caliente hasta que esté bien cocida.

Cocine los fideos de huevo en una olla con agua hirviendo (siga las instrucciones del paquete)

Una vez que los fideos estén cocidos, escúrrelos y colóquelos en el bol de ramen.

Agregue la salsa de sriracha y el caldo de pollo, luego revuelva para separar los fideos

Rebane el pollo cocido a 45 ° y colóquelo suavemente sobre los fideos.

Agregue los ingredientes recién picados al plato, finalmente adornando con limón y ramitas.

 

No más plástico

El Día de la Tierra (22 de abril) será la fecha final para el uso de sorbetes o pajillas de plástico (straws)  en los restaurantes de wagamama en los Estados Unidos. Tras la acción que el restaurante con sede en el Reino Unido ya ha tomado en Gran Bretaña y en todo el mundo, las wagamamas de Nueva York y Boston ofrecerán solo pajillas de papel biodegradables para sus jugos frescos y ya no las utilizarán para sus otras bebidas.

Como medida adicional de sostenibilidad, el restaurante está eliminando las ligas plásticas usadas en las cajas de cartón de la comida para llevar en sus 135 ubicaciones en el Reino Unido y los EE.UU. (www.wagamama.us)