Renace entre venezolanos en Orlando la esperanza de un cambio de régimen en su país

Renace entre venezolanos en Orlando la esperanza de un cambio de régimen en su país
Venezolanos se manifestaron en Orlando. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

Ante las noticias de la movilización de los opositores al régimen de Venezuela la semana pasada, resurgió entre los expatriados venezolanos que viven en Orlando, que se sentían frustrados después de un “letargo” desesperado e incierto, la esperanza de un cambio de poder en su país. Para William Díaz, fundador y miembro de Casa de Venezuela en Orlando, solo es cuestión de tiempo para que Nicolás Maduro renuncie o sea sacado del poder.

Y es que el martes de la semana pasada la gente había despertado con la noticia de la difusión de un video que Juan Guaidó, al que muchos venezolanos llaman su presidente, dijo que fue grabado en la base principal de la fuerza aérea en Caracas. Rodeado de militares fuertemente armados y acompañado por Leopoldo López, el excandidato presidencial que había estado bajo arresto domiciliario desde 2014, Guaidó dijo que había llegado el momento de obligar pacíficamente a Maduro a dejar el cargo en lo que llamó la “Operación Libertad”.

“Pueden ser tres días, puede ser una semana o un mes… pero es inevitable, ya no tiene vuelta atrás porque por parte de los Estados Unidos hay la palabra empeñada por lo menos de siete líderes del gobierno. También lo dijo Marco Rubio, que es el más vehemente, entonces yo pienso que esto es irreversible”, dijo Díaz, quien fue parte de una manifestación que se realizó la semana pasada en South Port Park en Orlando.

Agregó que la comunidad venezolana ha esperado 20 años para un cambio, así que pidió a la gente no desesperarse, ya que hay quienes han pedido que se envíe a los marines a invadir a Venezuela. Aseguró que hay maneras persuasivas de estrangular, de ir sometiendo al gobierno de Maduro y recordó que le han cortado la luz y el agua como una manera de presión. Díaz también comentó que los rusos no están en condiciones de enemistarse con EEUU porque tienen su gran mercado en esta nación, como lo mostró la reciente conversación de Donald Trump, presidente estadounidense y su homólogo ruso Vladimir Putin, que incluyó el tema de Venezuela.

“Rusia no se va a arriesgar para sostener a una persona como Maduro y a los chinos lo que les interesa es que les paguen. Que les hagan el compromiso de que toda la deuda que tiene Venezuela la van a pagar”, dijo el activista y agregó que organizaciones como Casa de Venezuela han hecho trabajo político en el Estado del Sol, han lograron que se emitiera la proclama del Día de Venezuela en la Florida y seguirán con las movilizaciones para llamar la atención de la comunidad internacional y pedir la salida de Maduro.

Y es que desde que se dio a conocer que Guaidó tenía el respaldo de algunos militares y después de la liberación de López, los venezolanos en la Florida Central se reunieron por la tarde para seguir juntos las noticias. Conforme pasaban las horas se mostraba en los noticieros a las tropas leales a Maduro que usaban vehículos blindados para atropellar a manifestantes en las calles de Caracas, mientras Maduro convocaba a sus partidarios a las calles para detener lo que su régimen está llamando un intento de golpe apoyado por los EEUU.

La liberación de López marcó un cambio en las lealtades de los miembros de las fuerzas armadas del país, según el análisis de algunos venezolanos. Para otros las noticias que se desarrollan son agridulces, porque les gustaría estar en Venezuela para ayudar en los cambios. “La mitad de mi vida la pasé en mi querida patria y ahora desde lejos veo cómo se ha destruido mi país pero también veo una esperanza y desde lejos sigo luchando por el fin del régimen de Maduro”, explicó Juan Valentín Hernández, un empleado de mantenimiento en Orlando.

Para muchos venezolanos los constantes pronunciamientos a favor del cambio en Venezuela incluyen una posible invasión y es que el domingo Mike Pompeo, secretario de Estado, confirmó que la administración de Trump está haciendo planes alternos para una posible intervención militar de Estados Unidos en el país sudamericano, incluso sin aclarar si solicitaría primero el permiso del Congreso, y mencionó en entrevistas para la televisión que el presidente es el comandante en jefe bajo la Constitución: “el presidente tiene la autoridad que le otorga el Artículo 2, y estoy seguro de que cualquier acción que tomemos en Venezuela sería legal”.

Estas declaraciones de Pompeo serían un aliento para algunos venezolanos radicales en la Florida que solo ven una salida con la intervención militar y es que la desesperación tiene desanimados a varios venezolanos y a otras personas, entre ellas exiliados cubanos. Reynold Suárez, un empresario cubano que huyó de la isla hace 20 años, tiene un yerno venezolano y dijo que “si no hay una intervención militar por parte del gobierno de Estados Unidos va a suceder lo que pasó en Cuba, que se convirtió en un país comunista con una dictadura que perdura”.

Por su parte, el senador Marco Rubio se reunió con sus seguidores y su colega Rick Scott para animar a la comunidad de exiliados venezolanos que viven en Florida. “No se desesperen, no pierdan el ánimo porque esa es la estrategia de ellos [Maduro]. No lo hagan, no hay manera que este régimen sobreviva. Cada día las presiones aumentan, algunas de estas sanciones tenían un periodo de 90 días antes de que empezaran a tomar vigor, por eso les digo que por favor sigan porque esta estrategia está funcionando y si al final del día hace falta algo más, eso va a pasar”, aseguró posiblemente en referencia a una intervención militar.