Victoria parcial para residentes que se oponen a llegada de cenizas de carbón a Osceola

Victoria parcial para residentes que se oponen a llegada de cenizas de carbón a Osceola
El vertedero JED, en St. Cloud, Florida, a donde serán llevadas miles de toneladas de cenizas de carbón procedentes de Puerto Rico.
Foto: YouTube / JED Landfill

Aunque más de una docena de residentes del condado de Osceola y de Orlando suplicaron, pidieron y hasta exigieron que no se permitiera traer cenizas de carbón de Puerto Rico al Condado de Osceola, la decisión de no recibir los residuos está en manos de JED Solid Waste Facility y de la buena voluntad de la empresa privada AES Corp para que dejen de enviar las cenizas.

“Creo que es un paso adelante pero me molesta que no pudieron hacer más”, afirmó Josephine Balzac, abogada ambientalista quien participó en una audiencia pública al respecto. “Estoy alegre de que hay muchas personas aquí que estaban hablando y pudieron decir la opinión que tenían. Yo creo que estuvo muy bien lo que dijo la comisionada Peggy Choudry, que quería parar todo y el contrato. No sé las provisiones pero el abogado va a chequear eso para ver si pueden parar el contrato, van a tener consecuencias y yo creo que deben coger esas consecuencias porque hicieron algo malo”.

Lo que provocó la indignación de la gente fue que el 1 de abril pasado la Comisión aprobó un acuerdo con la compañía recicladora Waste Connections para aceptar y enterrar en Osceola unas 325,000 toneladas o 650 millones de libras de cenizas de carbón desechadas por las centrales eléctricas de Puerto Rico. De acuerdo con la agenda de la reunión, el único productor de energía a base de carbón de la isla, Applied Energy Services (AES), tiene un contrato con el propietario privado y operador del relleno sanitario JED Solid Waste Facility, localizado en la Ciudad de St. Cloud, lugar en el que se arrojarán esas cenizas.

Ante esto los residentes por momentos se mostraron exaltados por la medida “tomada a sus espaldas, violando así la democracia de esta nación”, según clamaron algunos. La controversia surgió desde el momento en que los ciudadanos se enteraron de que no hubo una audiencia pública para consultar la decisión y, molestos, algunos asistentes caldearon los ánimos y exigieron parar el traslado del material. Varios asistentes acusaron al comisionado Fred Hawkins de conflicto de interés porque la compañía recicladora donó fondos para su campaña.

Darren Soto, congresista del Distrito 9 que abarca el Condado de Osceola, dijo que se opone a la importación de esas cenizas. “Exhorto a la comisión a revertir el curso de esta decisión. Nosotros también hemos pedido una revisión de este asunto al Subcomité de Ambiente y Cambio Climático de la Cámara de Representantes así como a la Agencia de Protección del Ambiente”, dice el comunicado del congresista puertorriqueño.

Las leyes son estrictas en Florida, pero las regulaciones sobre cenizas de carbón en Puerto Rico fueron laxas durante muchos años. En 2017, el gobernador de Puerto Rico prohibió el vertido de cenizas de carbón en la isla después de que surgieran múltiples protestas por preocupaciones sobre la contaminación en vertederos sin revestimiento. En abril se firmó otra ley para eliminar por completo la producción de energía a base de carbón para el año 2028.

Ante los cuestionamientos, el comisionado Hawkins, cuyo distrito se encuentra en el área del relleno sanitario, dirigió sus preocupaciones a la reunión de los comisionados que se llevó a cabo el lunes. Dijo que la medida fue una decisión rápida de los comisionados ante la urgencia de la petición ya que había un barco con carga que no había llegado a un acuerdo con otra empresa.

“Nunca permitiríamos que entrara nada que creemos que perjudicaría a nuestros ciudadanos”, dijo Hawkins antes de comenzar la sesión de comisonados. “Se considera un desperdicio especial junto con contaminantes, lodos y biosólidos. Todos se prueban en el lugar de origen antes de ser transportados a las instalaciones de eliminación para asegurarse de que no sean tóxicos ni peligrosos”.

“Me siento mal porque tomaron decisiones sin información correcta. A ellos no les importó lo que la gente pensaba de toda esta situación de las cenizas de Puerto Rico y hemos votado por ellos y a ellos no les importa que algo que afecta la salud de todo el mundo esté volando por los aires, porque el viento sopla y esas cenizas se van por todo el condado, por toda la Florida”, aseguró Peter Jochua Cora-Santiago, miembro de Misión Boricua.

Según Cora-Santiago, en Puerto Rico las cenizas han causado enfermedades como cáncer y asma y agregó que cuando enviaron las cenizas a República Dominicana estas estaban causando efectos en la salud de la gente como abortos y lesiones en la piel. “Agradezco a la comisioda Peggy Choudry que se notó que peleó para tratar de revertir esa decisión pero lamentablemente con ella sola no fue suficiente”, añadió.

Una audiencia de los comisionados del Condado de Osceola en la que se discutió la llegada de cenizas de carbón desde Puerto Rico. (Roxana de la Riva / La Prensa)

Por su parte, Choudry pidió una moción para el traslado de cenizas, lo que no fue posible, según comentó el abogado del Condado, ya que existe un contrato.

El carbón se trasladará de abril a diciembre, según el acuerdo, y se eliminará en la instalación de vertederos de St. Cloud. El condado recibirá $2 por cada tonelada. El Condado espera que el carbón se transporte en camión a un vertedero cerca de la comunidad de Holopaw al este de St. Cloud. Los funcionarios dicen que el sitio, que se inauguró en 2004, siempre ha aceptado cenizas de carbón y que el material cumple con todas las normas ambientales y no será perjudicial para el área.

Por su parte, un comunicado de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) dice que las cenizas de carbón contienen contaminantes como el mercurio, el cadmio y el arsénico, que si no se manejan adecuadamente pueden contaminar las vías fluviales, el agua subterránea, el agua potable y el aire. Hay regulaciones federales para los vertederos que eliminan cenizas de carbón y que tienen que cumplir con lo que establece la EPA.

Waste Connections no comentó la cantidad de ceniza de carbón que se ha vertido en el relleno sanitario desde que se aprobó el contrato. Sin embargo, un representante del Condado de Osceola confirmó que una carga ya se había entregado desde el 1 de abril, pero no sabía el monto relacionado con la entrega.