¿Por qué no debemos eliminar del todo los carbohidratos para perder peso?

Suprimir del todo los carbohidratos puede ocasionarnos el efecto rebote
¿Por qué no debemos eliminar del todo los carbohidratos para perder peso?
Foto: shutterstock

En algunas dietas hay una reducción o supresión total de los carbohidratos durante un determinado periodo de tiempo, pero muchas veces esto no es lo más sano. A continuación explicaremos por qué y de qué manera puedes incluir los carbohidratos adecuadamente en tu dieta para perder peso.

Administrar los carbohidratos

Los carbohidratos son la principal fuente de energía del cuerpo, por lo que eliminarlos completamente de la dieta no es lo mejor que puedes hacer.

Lo recomendable es administrar el consumo de los carbohidratos en el desayuno, almuerzo y cena. Aconsejamos consumirlos en gran cantidad en las primeras dos comidas y dejarlos apartados de la cena.

El motivo de lo anterior es que el cuerpo humano ya está preparado para descansar, y todo carbohidrato que se vaya a consumir en la noche se convertirá en grasa. La quema de calorías, por ende, es mucho menor.

Carbohidratos
Foto: Unsplash

¿Por qué hay dietas que suprimen los carbohidratos?

Las dietas hiperprotéicas suelen obviar a los carbohidratos de sus respectivos regímenes de alimentación. Esto ocurre porque reducen el espectro de alimentos que pueden ser consumidos, lo que conlleva a que se coma en menor cantidad.

Es decir, si las dietas hiperprotéicas logran la reducción del peso corporal, ello ocurre porque se come mucho menos, no necesariamente por evitar los carbohidratos.

Una vez que los carbohidratos se reintegren a la dieta ocurrirá el llamado efecto rebote, que básicamente se resume en ganar más kilos de los que se perdieron originalmente.

Como dijimos anteriormente, lo más inteligente que puedes hacer es administrar los carbohidratos que consumes, ingerirlos en porciones pequeñas  y no cortar su consumo de raíz.