Debaten en Orlando sobre si Pierluisi es el legítimo gobernador de Puerto Rico

Toca al Tribunal Supremo de la isla dilucidar si será el sucesor de Ricardo Rosselló
Debaten en Orlando sobre si Pierluisi es el legítimo gobernador de Puerto Rico
Pedro Pierluisi asumió como gobernador de Puerto Rico, pero su ratificación quedó en manos de la Corte Suprema ante la falta de aval del Senado de la isla.
Foto: Getty Images

Puertorriqueños en Florida siguen con interés el desarrollo de los sucesos relacionados con el cambio de gobernador en Puerto Rico. Aunque dicen que solo les queda estar al pendiente de lo que sucede en la isla, apoyarán al pueblo en sus demandas de justicia. Y es que, ante la confusión, conocedores de la Constitución puertorriqueña expresaron que será el Tribunal Supremo de Puerto Rico quien determiné si Pedro Pierluisi es el gobernador legal de la isla caribeña. La decisión podría darse este mismo miércoles 7 de agosto.

“El hombre que se hace llamar gobernador”, dicen algunos entrevistados, juramentó como mandatario en un acto privado, la semana pasada.

Pierluisi fue nominado secretario de Estado en los últimos días del gobierno de Ricardo Rosselló, quien renunció tras un amplio repudio popular a casos de corrupción en su administración y a las afirmaciones ofensivas del mandatario y sus allegados en un chat. La ley en Puerto Rico dice que es el secretario de Estado quien debe suceder al gobernador si este falta o renuncia.

Pero Pierluisi no fue ratificado por ambas cámaras legislativas de Puerto Rico, y eso ha creado una controversia sobre su legitimidad.

Hay quienes apoyan a Pierluisi, pero otros tienen sus dudas de que será imparcial debido a su historial de vínculos con las cúpulas de poder puertorriqueñas, el cabildeo que su firma legal hizo para traer ceniza de carbón a Florida y sus lazos con la Junta de Control Fiscal, un ente creado bajo la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad de Puerto Rico mejor conocida como PROMESA.

“Pierluisi fue secretario de Estado y después de que la Cámara de Representantes lo aceptará, ya es gobernador de acuerdo a la Ley 7 que fue enmendada en el 2005”, dijo Julio Zayas, activista y conductor del programa de radio ‘Con sabor boricua’ que se transmite semanalmente en el área de Orlando. “Yo creo que fue un error del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, obstaculizar el proceso y debió llamar a sesión para que ambas cámaras hicieran la vista el mismo día”.

Sin embargo no sucedió así y el Senado de Puerto Rico, representando por Rivera Schatz, presentó en la noche del domingo una demanda ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan en busca de anular la juramentación de Pierluisi, quien se autoproclamó gobernador. Zayas dijo que si Wanda Vázquez (la secretaria de Justicia) llega a ser gobernadora solo será una figura decorativa por un tiempo mientras se nombra a un secretario de Estado. “En el gobierno de Puerto Rico se puede esperar cualquier cosa”, agregó el comunicador.

Violeta Burgos, con 30 años como líder comunitaria en Orlando, recuerda que cuando vivía en Puerto Rico perteneció al Partido Nuevo Progresista (PNP) y dijo conocer de primera mano cómo se manejan los miembros de ese partido para obtener el poder a cualquier precio. Ella sugirió que poner a Pierluisi como gobernador es una movida de la cúpula en el poder para salvarse, porque muchos están siendo investigados.

“Pierluisi es cuñado de José Carreón, miembro de la Junta de Control Fiscal, además fue abogado de esa junta antes de que lo nombrarán. Tener a Pierluisi le conviene a los ricos de Puerto Rico, a la elite… Todos tienen relaciones y contratos del gobierno. Todos son un grupo que trabaja para beneficio de ellos. Si ves a la millonaria María Luisa Ferrer Rangel, está en la junta de Unidos por Puerto Rico, ella y otros tienen que ver porque si tú sigues las relaciones entre ellos verás como los Carrión, los Ferrer y los Pierluisi han cogido el dinero porque han estado en el poder por años, cogiendo contratos y estoy segura que le ofrecieron un indulto a Rosselló porque con Pedro [Rosselló, padre de Ricardo y también exgobernador] fue así, muchos de sus funcionarios fueron arrestados pero él no”, detalló Burgos.

En lo legal, Burgos dijo que Pierluisi no se podía ausentar como secretario de Estado hasta que el Senado lo juramentara. “Él sigue siendo secretario y está violando la legislatura de Puerto Rico, para mí no está nombrado. Tiene que ser la Cámara y el Senado juntos quienes lo aprueben”, dijo la activista.

Para el abogado puertorriqueño Ángel Fontanez, la decisión de legitimar a Pierluisi como gobernador de Puerto Rico recae en manos del Tribunal Supremo de Puerto Rico, puesto que ya se han radicado varias demandas. “Aquí tenemos dos vertientes jurídicas que chocan entre sí y que, por desgracia, están activas en nuestro ordenamiento jurídico al presente: por un lado la ley 7 del 1952 tal como fue enmendada en el año 2005 y por el otro, la Constitución de Puerto Rico”, explicó.

El abogado, quien reside en Orlando, detalló el aspecto legal de la Constitución de Puerto Rico, que en la sección 5 de su artículo 4 establece que el secretario de Estado tiene que ser confirmado por ambas cámaras legislativas antes de advenir al puesto de gobernador, pero Pierluisi reclama la gobernación al amparo de la Ley 7, enmendada en el año 2005. “Cuando ocurra una vacante en el cargo de gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico producida por muerte, renuncia, destitución, incapacidad total y permanente, o por cualquier otra falta absoluta, dicho cargo pasará al Secretario de Estado, quien lo desempeñará por el resto del término y hasta que un nuevo Gobernador sea electo y tome posesión”, aseguró.

Fontanez explicó que en Puerto Rico no hay elecciones extraordinarias o especiales, porque no fue dispuesto por la Asamblea Constituyente de 1952 y que tampoco ha surgido ningún movimiento popular que reclamase una enmienda constitucional para integrar ese mecanismo a la Constitución. “Creo que durante los próximos 12 a 18 meses esa situación habrá de cambiar. Varios escolares constitucionalistas han expresado durante la última década la necesidad de enmendar la Constitución para atemperarla al presente y para resolver algunas lagunas en el Estado de Derecho que dejaron los Constituyentes”, opinó el abogado puertorriqueño.

Mientras Jane Ortiz, quien trabajó en el gobierno de Puerto Rico bajo administraciones del PNP, dijo que hay que darle una oportunidad a Pierluisi. “Para mí es el más preparado. Aunque fue abogado de la Junta Fiscal, una cosa no tiene que ver con la otra. Los mismos PNP le tiran porque él trabajó con la Junta que querían quitarle fondos a los pensionados y retirados, ese es el problema que tiene. Dicen que él va a bregar a favor de la Junta. Para mí, él va a hacer un buen trabajo. El miedo que tienen es que si lo hace bien puede prevalecer como candidato a gobernador para 2020. La gente se acelera. Ni el mismo Rivera Schatz lo quiere porque él también quiere ser gobernador”, aseguró.