Descubre la miopía nocturna y otros riesgos de conducir de noche

El funcionamiento de nuestros ojos por la noche es distinto a la conducción diurna
Descubre la miopía nocturna y otros riesgos de conducir de noche
Foto: pixabay

Hay personas que pueden conducir en el día sin ningún problema, ya que cuentan con una vista de halcón, pero al caer la noche pierden la nitidez en la visión a tal punto de no distinguir lo que tienes en el camino o a los demás autos. Esto se debe a la miopía nocturna.

¿Qué es la miopía nocturna?

Normalmente, durante la noche la visión de las personas tiende a reducir la luminosidad, por lo que hay menos contraste, evitando así que los objetos se vean claros. Cuando esto sucede, automáticamente se activa en el ojo la acomodación de la claridad, con el fin de que los detalles se visualicen mejor.

Pero esto es algo que se le dificulta a personas que tienen miopía nocturna, debido a que al momento que el ojo debe actuar en la acomodación del entorno, este órgano enfoca una distancia errónea y  hace que sea más difícil visualizar los detalles del objeto.

¿Riesgos que tienen al conducir de noche?

  1. Aunque sin tener ningún problema en la vista, en la noche tu visión disminuye. Si padeces de miopía nocturna se te dificultará distinguir un peatón, animal, objeto u hueco en el asfalto.
  2. Hay una mayor somnolencia, esto es peligroso, porque en esos segundos en que tus ojos se cierran y tu cerebro se apaga, puede que te salgas del camino arriesgando tu vida, la de tu familia o de las personas que están a tu alrededor.
  3. A esas horas la temperatura tiende a descender, así que lleva un abrigo extra y mantén una temperatura estable en todo tu cuerpo para evitar calambres.

Ante esto, es importante asistir al oftalmólogo, especialista encargado del bienestar de los ojos, si tiene algún problema en la visión como miopía nocturna o de cualquier tipo que afecte la conducción.