María Revelles, nueva directora de VAMOS4PR en Florida

María Revelles, nueva directora de VAMOS4PR en Florida
María Revelles, nueva directora de VAMOS4PR en Florida. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Roxana de la Riva / La Prensa

María Revelles ha sido nombrada nueva directora en Florida de la organización de base comunitaria VAMOS4PR, de acuerdo con un comunicado enviado a los medios de comunicación. Con su nuevo cargo ella ayudará a organizar a la diáspora puertorriqueña en defensa de sus derechos en el Estado del Sol y para una recuperación justa en Puerto Rico.

VAMOS4PR es una organización nacional que une a grupos comunitarios, culturales y de derechos humanos comprometidos a luchar por un mejor futuro para Puerto Rico y el empoderamiento de la diáspora puertorriqueña.

“En este momento crítico para pueblo puertorriqueño, estamos encantados de recibir a María como nuestra nueva directora en Florida”, dijo Javier Cuebas, director ejecutivo de VAMOS4PR.

“María trae una gran experiencia en organización y promoción. Tiene un historial de desarrollo de líderes que abogan por los derechos en una variedad de temas, incluidos los derechos laborales, educación, igualdad de la mujer, derecho al voto, atención médica y derechos de los inmigrantes. Ella tiene profundas raíces en Puerto Rico y Florida que ayudarán fortalecer nuestro trabajo y forjar nuevos aliados a medida que abogamos por la justicia y la equidad para todos los puertorriqueños”.

Revelles tendrá como función organizar a los miembros de la diáspora en el estado y dirigirá iniciativas legislativas y políticas a nivel local y estatal. Ella también trabajará con el director ejecutivo para movilizar a los floridanos en VAMOS4PR, una campaña nacional de acción para garantizar que el Congreso cancele la deuda e invierta en el pueblo de Puerto Rico.

Revelles nació en Puerto Rico y pasó gran parte de su infancia en Madrid, España. Ella lideró campañas en Estados Unidos y en Puerto Rico con varios sindicatos, entre ellos United Steelworkers. Más tarde se mudó a Syracuse, Nueva York, para trabajar con la SEIU1199. En Syracuse se desempeñó como presidenta de la Junta de Directores de la Liga de Acción Española del Condado de Onondaga junto con otros roles de liderazgo comunitario y cívico. Ella fue la primera latina en servir en la Junta de la Autoridad de Vivienda de la ciudad de Syracuse.

Después del huracán María, se mudó a Orlando, Florida, para trabajar con Faith en Florida, donde dirigió la campaña Deja que Mi Gente Vote, el esfuerzo de las organizaciones de fe logrando una gran victoria para restaurar derechos del voto en Florida para los exconvictos.