Era chofer de Uber y coyote de indocumentados. Ahora contó todo. Y no fue el único

Primero dijo que estaba trasladando a su madre y a un primo. Pero algo no cuadraba
Era chofer de Uber y coyote de indocumentados. Ahora contó todo. Y no fue el único
Una camioneta de la Patrulla Fronteriza siguió al auto sospechoso.
Foto: Jaime Rodriguez Sr. / cbp.com

Un conductor de Uber de Filadelfia, Pensilvania, se declaró culpable el pasado viernes de transportar a inmigrantes indocumentados desde la frontera de Canadá con Estados Unidos hacia el interior del segundo país y de hacerlo para obtener beneficio económico. El hombre confesó haber realizado varios viajes entre enero y mayo de este año.

Jaswinder Singh, de 30 años, se encontró con la Patrulla Fronteriza que lo detuvo el 20 de mayo de 2019. Un helicóptero de la agencia federal divisó a las 9:30 de la mañana de ese día una lancha que cruzó el río St. Lawrence, en la frontera entre Canadá y Nueva York. Cuando el piloto vio que un auto había recogido a los pasajeros de la embarcación, avisó a sus compañeros de tierra.

Media hora después, una furgoneta del cuerpo fronterizo comenzó a seguir a un carro con placas pensilvanas que, según la acusación federal, manejaba muy despacio y frenó varias veces “en un aparente intento de que lo rebasara el vehículo de la Patrulla Fronteriza“. Los agentes detuvieron al coche sospechoso al llegar a la ciudad neoyorquina de Ogdensburg.

Tras ser cuestionado por los oficiales, Singh dijo que con él viajaba su madre y un primo y que ninguno de los dos hablaba inglés. Sin embargo, los pasajeros dieron una versión bien diferente. No solo confesaron que no existía vínculo familiar alguno entre ellos y el también conductor de Uber sino que le habían pagado $2,200 dólares en efectivo para que los llevara a Filadelfia tras cruzar la frontera norte sin autorización.

Finalmente, el hombre admitió haber transportado a varios indocumentados entre el 1 de enero y el 20 de mayo de este año y el pasado viernes 4 de octubre se declaró culpable de contrabando de personas, un cargo federal. En su audiencia, que se celebrará el 13 de febrero de 2020, se enfrenta a 10 años de prisión y a una multa de $250,000 dólares.

 

Otros casos

El caso de Singh no es el primero en el que un conductor de la compañía de viaje compartidos resulta acusada de tráfico de personas. La estadounidense Evelyn Limas, de 33 años habría trasladado a 10 mexicanos sin papeles en su camioneta blanca. Limas aseguró ser chofer de Uber y declaró que trasladaba a los pasajeros desde El Paso, Texas hasta Ruidosa, Nuevo México.

Sin embargo, los agentes fronterizos notificaron que la mujer iba en otra dirección y una pasajera confesó haberle pagado $7,000 dólares para que la llevara a Tennessee. El resto de las personas que viajaban con Limas también reconocieron ser indocumentados. La conductora fue acusada de delito grave de contrabando de extranjero sin documentos.

Algo parecido le pasó a Andrea Elizabeth Vizcarra Roldán, una joven de Tijuana de 18 años que manejaba Uber para ganar algo de dinero en sus ratos libres. La Patrulla fronterizo la detuvo en el puerto de entrada de San Ysidro (California), cuando intentaba cruzar la frontera con dos personas en la cajuela de su carro.

La familia de Vizcarra la dio en principio por desaparecida y autoridades mexicanas iniciaron una búsqueda que acabó en un centro de detención de California. La estudiante aseguró que había sido engañada y que no sabía que sus pasajeros eran indocumentados.

Según la propia joven, ella fue la víctima en este caso. Aunque ya lleva un tiempo trabajando en Uber, la mexicana asegura que “esta vez me equivoqué; abusaron de mi confianza, fui engañada”. En redes sociales Andrea contó que al llegar a la garita de San Ysidro el sábado día 20, la Patrulla Fronteriza interrogó a sus dos pasajeros y descubrieron que eran indocumentados. Fue esa la razón por la que también la detuvieron pero ella sigue negando cualquier relación con el tráfico de personas.


Joe Biden exige por primera vez un juicio político contra Trump. El presidente contraataca

Inmigrante llegó a la frontera con un disparo en la cabeza. ICE lo detuvo y le dio ibuprofeno

Nancy Pelosi desafía a Trump: El proceso que lo echaría de la Casa Blanca continúa