Se enamoró de un Porsche 911 abandonado; tres décadas después lo volvió suyo

El 911 T estuvo abandonado por 10 años, pero su buena ingeniería permitió resucitarlo
Se enamoró de un Porsche 911 abandonado; tres décadas después lo volvió suyo
Foto: Porsche Media

El destino une más que solo personas, también une a autos y con sus conductores.

A sus 10 años de edad, un hombre en Gran Bretaña, identificado por la marca Porsche como Graham, se enamoró de un Porsche 911 que veía todos los días rumbo a su colegio en la calle Hampstead High, de Londres, Inglaterra.

Con el pasar de los años, ese amor se convirtió en obsesión y el auto seguía ahí, casi abandonado. Pero no fue hasta 1997, que Graham, ya un adulto, decidió convertirse finalmente en dueño de su propio 911.

Fue gracias a un clasificado de periódico que Granham pudo encontrar un bello ejemplar del mismo modelo – o eso pensó él -, en los Países Bajos, donde él nació.

El amante de los autos agendó una cita para ver el vehículo color morado oscuro, lo probo y en su regreso a casa decidió transferir £2,110 (más de $2,500) al vendedor sin saber que el auto que había comprado era en verdad un modelo Porsche 911 T de 1967, una versión adaptada del 911 original capaz de arrancar de 0 a 62 millas por hora en 10 segundos y con 123 caballos de fuerza.

Pasaron los años y tanto el Porsche como Graham vivieron aventuras nuevas y recorrieron muchas ciudades. Pero el destino puso sus lazos de unión a prueba y Graham tuvo que dejar al 911 guardado por 10 años debido a una oportunidad de trabajo en los Emiratos Árabes Unidos.

El auto acumuló polvo, sus neumáticos se desinflaron y no vio la luz del días todos esos años… hasta que Graham volvió por él.

Porsche 911 T / Foto: Porsche
Porsche 911 T / Foto: Porsche

Restauró el Porsche 911 T

Graham contactó a los especialistas en estos autos alemanes Tower Porsche los cuales llevaron a cabo “milagros” para encender el vehículo abandonado.

“La llave fue girada, nada. Obviamente, los neumáticos habían superado por mucho tiempo su fecha de caducidad y parecía que la batería también estaba lista para ser enviada al depósito de chatarra. Nuevos Michelins, batería nueva y algunos estrangulamientos después, el 911 T estaba respirando una vez más”, explica Porsche en un comunicado.

Resucitar autos como éste no es un trabajo fácil, pero tampoco imposible.

“El 70% de todos los 911 que alguna vez salieron de la fábrica de Zuffenhausen todavía existen en la actualidad. Ya era hora de que este 911 fuera parte de esa estadística una vez más”, agrega la marca.

Ahora ambos, el Porsche 911 T y Graham, reviven sus recuerdos del pasado como en los viejos tiempos.

***

Te puede interesar: