Una ley regulará el reparto de propinas y del trabajo

Críticas a los cambios por el tiempo de trabajo con salarios submínimos
Una ley regulará el reparto de propinas y del trabajo
El salario mínimo federal para quienes cobran propinas es $2.13./Archivo
Foto: Getty Images

El Gobierno Federal ha propuesto una regulación para quienes cobran propinas como meseros, camareros, manicuristas, peluqueros, trabajadores de aeropuertos o lavacarros, entre otros. Y hay un apartado de esta norma que aún se discute que no gusta a los trabajadores.

La regulación prohíbe, para empezar, que los empleadores se queden con propinas recibidas por sus empleados.

Donde la letra de la norma ya pierde el consenso es en el hecho de que los empleadores pueden requerir que se repartan no solo entre los trabajadores que las reciben sino también entre quienes no reciben esa “gratuity” por parte del consumidor como los cocineros, quienes trabajan en la caja de un establecimiento o quienes lavan platos en la cocina.

Y en lo que definitivamente hay fuertes críticas es en el hecho de que se abre la puerta para que el trabajador que recibe propinas pueda hacer más trabajos que no le reporten ninguna, como preparar mesas o limpiar, ya que no son actividades para el público. Actualmente se tiene que pagar el salario mínimo y no el submínimo si se dedica más del 20% del tiempo a este tipo de trabajo. La nueva ley computa este tipo de trabajo como acreedor del submínimo si se hace a la vez o en un tiempo razonable anterior o posterior al trabajo por propina.

El problema que ven los críticos en compartir las propinas es que son los trabajadores que las reciben los que compensan a unos empleados que deben cobrar directamente del empleador y recibir bonificaciones por parte de estos y no de los clientes o sus compañeros de trabajo. Es una transferencia de la obligación de compensar.

Por lo que se refiere al trabajo sin propinas, de momento, y a falta de clarificación, “un tiempo razonable” es un concepto demasiado vago. Pero además, desde la National Employment Law Project (NELP) se considera que si se asigna a un trabajador más tarea sin posibilidad de recibir propina “se le roba la posibilidad de ganar el menor salario posible durante su turno”. Al hacer un trabajo no compensado no hace el que si tiene la gratuidad.

Hay que recordar que según la ley federal los empresario pueden pagar un salario submínimo de $2.13 a quienes cobran propinas pero con la condición de que ganen siempre el mínimo general con estos pagos de los consumidores, es decir, que siempre lleguen a los $7.25 a la hora que determina la ley federal o la cantidad que sea en el caso de que estatal o municipalmente se haya subido y se mantenga este “tip salary”.

Según esta nueva regulación un mesero puede desempeñar un porcentaje sin determinar de tareas que estarían compensadas con $7.25 y aún recibiría $2.13 por ellas. Según la NELP, la Asociación Nacional de Restaurantes, que une a los empresarios de este sector, lleva años intentado retirar esta regla del 80/20 de trabajo para estos empleados que cobran el submínimo por parte del empleador y por fin pueden conseguirlo “Con el departamento de Trabajo de Trump”.