Otoño en marcha: 10 alimentos efectivos para guardar calor que no engordan

Otoño en marcha: 10 alimentos efectivos para guardar calor que no engordan
Crédito: Pxhere
Foto: Pxhere

Diferentes estudios indican que consumimos más calorías cuando estamos más expuestos al frío, pero nuestro gasto calórico no es importante, debido a las medidas que tomamos para entrar en calor y que propician el sedentarismo. Por ello es importante atender a una alimentación que nos mantenga calientes, pero que tampoco nos suban de peso.

“En la época invernal el cuerpo nos pide más alimentos calientes y energéticos que ayudan a mantener la temperatura corporal constante (37° C), aumentan nuestras defensas y son una valiosa herramienta para combatir los resfriados”, argumenta Rubén Bravo Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

10 preparaciones que recomienda el IMEO para la época de frío:

1. Sopas y caldos de verduras

Sopas, caldos, cremas y purés, abundante cantidad de vegetales y hortalizas (alcachofas, acelgas, zanahorias, arroz, puerro, calabaza) que nos hidratarán y ayudan al organismo a mantener la temperatura corporal adecuada.

No se aconseja añadir patatas, pastillas colorantes, quesos o nata, porque aportan calorías extras. Si se tiene mucha hambre, es mejor consumir las verduras en parrillada o rehogadas, por su efecto saciante.

Crédito: Pxhere

2. Ajo, cebolla y jengibre

Tomar a diario cebolla, ajo y jengibre para reforzar las defensas, ya que sus efectos antibióticos, antioxidantes y antiinflamatorios los convierten grandes aliado contra los resfriados que arrecian en invierno.

Crédito: Pxhere

3. Comino, tomillo y pimienta

Además de ser un buen condimento, tienen propiedades antigripales, y que en el caso de la cayena, agregada en sopas y guisos, estimula la quema de las grasas en el cuerpo.

La pimienta de Cayena aumenta ligeramente el metabolismo, estimulando el uso de las grasas como fuente de energía.

Crédito: Pxhere

4. Omega 3

Limitar el consumo de grasas al 30 por ciento de las calorías totales diarias, dando prioridad en la comida y la cena a las grasas saludables omega-3, que se encuentran sobre todo en los pescados azules (sardinas, lubina, besugo).

Crédito: Pxhere

5. Legumbres e hidratos de carbono

Son alimentos que nos suministran energía de forma rápida y son indispensables para una alimentación equilibrada. Las legumbres (lentejas, guisantes, garbanzos, judías) hay que tomarlas un par a la semana.

En cuanto al consumo de pastas, papas, arroz y cereales, si es un plato principal completo, se aconseja comerlo una vez a la semana como excepción.

Crédito: Pxhere

6. Carne, pescado, huevos y lácteos

Procurar que las proteínas sean un 20 por ciento de las calorías totales diarias, ya que la carne, el pescado, los huevos y los lácteos son indispensables para el correcto funcionamiento del organismo y ayudan a fortalecer el sistema inmunitario.

Crédito: Pxhere

7. Café o té

Comenzar el día con un café o y a la tarde-noche tomar infusiones, porque además de hidratar y dejarnos con buen sabor en la boca, estas bebidas calientes ejercen efectos terapéuticos sobre nuestro organismo y estado de ánimo si se usan bien. No hay que abusar de ellas, porque puede provocar nerviosismo, insomnio o estados de ansiedad.

Crédito: Pxhere

8. Frutas con vitamina C

Aumentar las raciones de fruta con piel y pulpa, sobre todo de cítricos y variedades de temporada con mucha vitamina C, ya que son un remedio natural para prevenir resfriados y reducir sus síntomas.

9. Chocolate y Griffonia

iIncluir en el menú ansiolíticos naturales como el chocolate negro puro (en taza con leche desnatada y una onza de chocolate) o semillas de ‘griffonia’, una planta africana que reduce los estados ansioso y depresivos (añadida al aliño de la ensalada).

Durante el invierno tenemos días más cortos y disfrutamos de menos horas de luz solar. Esto contribuye a que disminuyan nuestros niveles de serotonina, hormona del bienestar, y que a su vez sintamos más necesidad de comer para oprimir los ataques de ansiedad y depresión.

Crédito: Pxhere

10. Aligerar grasas

Aligerar las grasas de los platos de puchero (potajes, guisos, lentejas, cocidos, alubias) cocinándolos con verduras (con recetas culinarias “a la jardinera”) o preparándolos de forma tradicional, añadiendo ternera, morcilla y chorizo, pero evitando el tocino.

Crédito: Pxhere

Fuentes:

Cambridge.org

ABC.es

 

 

Dale click a la estrella de Google News y síguenos