Los mejores alimentos para combatir el hígado graso

El hígado graso es uno de los padecimientos hepáticos más comunes en la población. Entre los principales consejos para combatirlo se encuentra la dieta, seguir una alimentación con una selección de alimentos depurativos es de gran ayuda, también para perder el exceso de peso
Los mejores alimentos para combatir el hígado graso
Es indispensable limitar el consumo de alimentos con alto contenido en grasas saturadas, sal, azúcar, harinas refinadas y aumentar considerablemente la ingesta de líquidos.
Foto: Shutterstock

El hígado graso es uno de los padecimientos hepáticos más comunes y se refiere a la acumulación de grasa en el hígado. Es importante entender que el hígado es el órgano más grande del cuerpo y es indispensable para cumplir ciertas funciones vitales, como almacenar la energía, digerir los alimentos y eliminar las toxinas. 

Entre de las principales causas se debe a una dieta alta en grasas y llevar una vida sedentaria, este trastorno se produce cuando la grasa representa entre un 5 y 10% del peso total del hígado. Existe el hígado graso no alcohólico y el hígado graso por alcohol, que también recibe el nombre de esteatosis hepática, siendo esta última la más peligrosa ya que la acumulación de sustancias dañinas causa inflamación y debilita las defensas naturales del cuerpo. 

Existen factores que influyen en este padecimiento, entre los principales se encuentran: la obesidad, padecer diabetes, reflejar altos niveles de colesterol y triglicéridos, la hipertensión, algunos trastornos metabólicos, enfermedades hepáticas como la hepatitis C y el consumo de algunos medicamentos. Sin importar el tipo de hígado graso que se padezca esta comprobado que la alimentación correcta juega un papel clave en combatir esta condición; conoce la lista de los alimentos recomendados. 

1. Alcachofas

Son de los mejores alimentos para combatir esta condición, esto se debe a su magnífica acción depurativa que limpia a profundidad el organismo, eliminando desechos y toxinas. Su poder desintoxicante influye regulando los altos niveles de colesterol y triglicéridos, esto es de los principales controles que benefician al hígado graso ya que se disminuye la absorción de grasa. La recomendación es consumir alcachofas frescas 3 veces a la semana.

Alcachofas./Foto: Shutterstock

2. Rábanos

Los rábanos destacan por su poder depurativo y antiinflamatorio, se les atribuyen grandes cualidades para regular los altos niveles de colesterol y glucosa, su consumo esta recomendado para personas con diabetes. También están recomendados para bajar de peso principalmente por su bajo aporte en calorías y también resultan benéficos para disminuir la grasa corporal, por ende la que se encuentra alrededor del hígado.

Rábanos./Foto: Agencia Reforma

3. Toronja

El consumo de toronjas esta altamente indicado primero por que es un gran aliado para bajar de peso, una de las principales y más importantes recomendaciones para tratar esta condición. Y en segundo por que contienen una compuesto activo que se llama naningerina, que facilita la oxidación de los ácidos grasos. Consumir una toronja al día es un hábito saludable para mantener el peso adecuado y cuidar el hígado. 

Toronja. /Foto: Couleur/Pixabay

4. Acelgas

Este vegetal de hoja verde destaca por su alto contenido en agua, por lo que es un gran diurético y también tiene un alto contenido en hierro, potasio y magnesio. Una de sus más grandes virtudes se encuentra en su extraordinario aporte en fibra, que ayuda a eliminar el exceso de grasa corporal. Se dice que es un excelente tónico para limpiar y rejuvenecer el hígado. 

Acelgas./Foto: AP

5. Té verde

El té verde es una bebida que beneficia en muchos aspectos al organismo, para tratar esta condición resulta muy eficaz debido a su alto contenido en antioxidantes. La catequina uno de sus compuestos clave es indispensable para acelerar las funciones del hígado, lo depura y favorece la pérdida de peso. 

Té verde. /Foto: Shutterstock

6. Ajo

El alto contenido en selenio y alicina que contiene el ajo, activa las enzimas del hígado y promueve una potente eliminación de toxinas, lo que ayuda a mantenerlo limpio y libre de grasas. La recomendación es consumir de 1 a 2 dientes de ajo al día, si no te encanta su sabor lo puedes hacer a través del consumo de suplementos.

Ajo./Foto: Pixabay