Estos remedios para hacer crecer tu cabello son todo lo que necesitas para lucir espectacular

Cuidar el cabello como cuidamos nuestro cuerpo nos dará muy buenos resultados
Estos remedios para hacer crecer tu cabello son todo lo que necesitas para lucir espectacular
Foto: shutterstock

Un cabello saludable puede crecer más rápido. Si quieres que así, puedes probar estos consejos y notarás la diferencia.

Si tomas té verde tu salud te lo agradecerá, y tu cabello también. Tiene numerosos beneficios y uno de ellos es precisamente que aporta nutrientes al cabello que hacen que crezca con rapidez. También previene su caída.

El aceite de oliva consigue que el pelo crezca sano y lo fortalece dándole vitalidad. Es rico en ácidos grasos insaturados, protege las células capilares y conserva su hidratación. Se acabó el pelo maltratado y fosco. Solo tienes que calentar aceite de oliva con una cucharada de romero durante un minuto. Dejar macerar 48 horas y luego aplicarlo sobre sobre raíces y puntas. Déjalo actuar 20 minutos y luego lava el pelo con champú. ¡Notarás la diferencia!

El agua con limón tomada en ayunas es depuradora, pero si la añades a tu acondicionador evitarás el odiado frizz. Además, estimula el crecimiento del cabello porque regula la grasa que obstruye los folículos pilosos y aporta vitaminas antioxidantes que lo nutren con intensidad. Añade un par de cucharadas y deja actuar durante un cuarto de hora. Puedes realizar este tratamiento natural una vez por semana (dos si tienes el pelo muy graso).

El pelo necesita proteína, así que esta mascarilla te ayudará a aportar los nutrientes que tu cabello necesita. Bate un huevo, añade un plátano, remueve hasta que quede una mezcla homogénea. Aplícalo sobre tu cabello y dejar actuar durante 20 minutos.

¿Sabías que la cebolla es tu mejor aliado? Es muy nutritiva, así que no esperes a añadirla a tu champú. Verás que tu cabello crecerá rápido y más fuerte.

Una mascarilla a base de tomate y aguacate puede hacer maravillas. En un bol, coloca un tomate y un aguacate, añade media cucharada de aceite de oliva y unas gotas de sabila o aloe vera. Pícalo todo muy bien, aplícalo sobre tu cabello y déjalo actuar un buen rato. Verás los resultados y la diferencia.