Día Mundial del Sida: Un nuevo amanecer de esperanza

Latinos batallan por el acceso a medicamentos y atención
Día Mundial del Sida: Un nuevo amanecer de esperanza
La comunidad latina necesita mayor acceso a medicinas y recursos en la batalla contra el Sida.
Foto: Shutterstock

Washington, DC -Recientemente, LULAC recibió una llamada urgente de Aurelio, un joven en Chicago que buscaba desesperadamente ayuda en obtener medicamentos recetados para su pareja, Adán, quien estaba varado en Argentina y sufriendo complicaciones relacionadas con el VIH (tanto los nombres como las ubicaciones están siendo cambiados para proteger su identidad). Aurelio nos informó que el acceso a la atención médica y los medicamentos recetados, eran parte de su batalla diaria, aun aquí en los Estados Unidos.

Cuando nos pusimos en contacto con sus representantes del Congreso y otros para solicitar ayuda, nos presentaron el complicado y muy confuso laberinto de lo difícil que puede ser para parejas como Aurelio y Adán acceder a una atención de calidad y medicamentos asequibles.

Los Estados Unidos tienen los precios más altos de medicamentos recetados en el mundo, lo que limita a las comunidades multiculturales y LGBT a una atención de calidad y estable. Esto es particularmente cierto para los Latinos y las Latinas, denominados colectivamente Latinx. También, estos precios presentan un obstáculo significativo para que los adultos mayores de 50 años obtengan medicamentos asequibles y que salvan vidas.

Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), una quinta parte de las personas que viven con el VIH en los Estados Unidos son Latinx y tenemos la segunda tasa más alta de nuevos diagnósticos en la nación. Además, uno de cada seis Latinx no sabe que padece de ello. Sin embargo, la gran cantidad de desafíos que enfrentan Latinx son mucho más profundos.

La combinación de pobreza, patrones de migración y niveles educativos más bajos son factores contribuyentes importantes. Una mayoría (60%) dice que los costos de los medicamentos recetados no son razonables y muchos indicaron que tienen o necesitarán hacer compensaciones para pagar sus medicamentos.

Además, la comunidad LGBTQ Latinx está navegando otras realidades culturales y legales, incluso las barreras del idioma y el estado migratorio. Y como fue el caso de Adán, esto resulta en menos probabilidad de recibir tratamiento debido al miedo y la falta de acceso a los servicios de salud.

En el Día Mundial del SIDA, LULAC y AARP continúan trabajando para cambiar la narrativa y con ella, amplificando una realidad diferente que es posible para la comunidad Latinx en los Estados Unidos. “El estudio de ‘Mantenimiento de la Dignidad’ de AARP reveló que el 76% de los adultos mayores LGBT están preocupados por contar con el apoyo familiar y social adecuado para confiar a medida que envejecen,” dijo Nii-Quartelai Quartey, Asesor Principal de AARP y Enlace Nacional LGBT.

“El Día Mundial del SIDA nos recuerda que avanzar en la justicia LGBT, la justicia de la salud y la justicia de datos son elementos esenciales para romper el estigma y el juicio que pueden conducir a la separación y el aislamiento social, particularmente durante la temporada de días festivos.”

Los CDC declaran este día, “como una oportunidad de celebrar y apoyar los esfuerzos mundiales para prevenir nuevas infecciones por el VIH, aumentar la conciencia y el conocimiento del VIH y apoyar a las personas que viven con el VIH”. LULAC ha comenzado a tomar la iniciativa en la campaña, “Vamos a Detener el VIH Juntos”, en asociación con los CDC, ambos enfocados en eliminar el estigma cultural y la renuencia a hablar sobre el VIH dentro de nuestras familias y comunidades. AARP ha continuado el movimiento instando al Congreso aprobar legislación para reducir el costo y mejorar el acceso a la atención médica y los medicamentos recetados.

Hay nuevos avances importantes en la atención médica y los medicamentos disponibles tanto para la prevención como para la exposición al VIH. Por ejemplo, la Profilaxis Previa a la Exposición (o PrEP) es una píldora diaria para las personas que no tienen VIH pero que tienen un alto riesgo de contraer el VIH, a través del sexo o las drogas inyectables.

Este medicamento diario funciona para evitar que el virus establezca un virus permanente en el cuerpo humano. Si alguien piensa que puede haber estado expuesto al VIH, necesitaría tomar las píldoras de Profilaxis Posexposición (PEP) de 28 días.

La PEP debe usarse solo en situaciones de emergencia y debe iniciarse dentro de las 72 horas posteriores a la posible exposición reciente al VIH para que sea efectiva. El costo de la PrEP está cubierto por muchos planes de seguro de salud o varios programas de asistencia con medicamentos que brindan PrEP gratis o de costo reducido a personas con ingresos limitados o sin seguro.

LULAC y AARP están trabajando en asociación para promover una comunidad Latinx más saludable y feliz. AARP continúa abogando con su campaña, “Stop Rx Greed” (Reduzca los precios de los medicamentos ahora), mientras que LULAC continúa el movimiento hacia la reducción del costo de los medicamentos recetados, las pruebas gratuitas de VIH y el acceso a la información.

Lo hacemos ayudando a aumentar la conciencia sobre la información, prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH / SIDA. Una parte vital de este trabajo es hacer que la información sea accesible en español y creando oportunidades para hacerse la prueba para los miembros de la comunidad Latinx, particularmente aquellos que viven en la pobreza o que carecen de acceso a los servicios de salud.

No es suficiente decir que nos preocupamos por las personas Latinx que viven con el VIH / SIDA si no participamos también como la organización de derechos civiles más grande y antigua del país que defiende a todos los Latinx, incluso los miembros de la comunidad LGBTQ como Aurelio y Adán.

El conocimiento es nuestra arma más poderosa para mejorar la salud de millones de personas Latinx que tienen dificultades para acceder a medicamentos recetados críticos.

Es nuestro más grande deseo que El Día Mundial del SIDA 2019 sea realmente, un nuevo amanecer hacia la salud de toda nuestra comunidad.

Para más información: AARP.org/Rx

Sindy Benavides es Directora Ejecutivo Nacional de LULAC