¿Existen los cristales curativos o solo son una farsa?

Los cristales curativos cumplen una función ornamental, pero, ¿ellos también pueden sanar?
¿Existen los cristales curativos o solo son una farsa?
Foto: Shutterstock

Quizás hayas notado que algunas personas de tu círculo social llenan botellas de agua con cristales tales como amatistas y cuarzos rosas. Pues estas personas están usando piedras preciosas que se conocen como cristales curativos con la idea de canalizar energía espiritual.

Los cristales curativos han estado en boga de unos años hacia la actualidad, y aunque la ciencia cuestiona constantemente sus capacidades, siguen teniendo presencia en el mercado. ¿Los cristales curativos son una farsa, o verdaderamente tienen un poder místico?

Una moda sin sustento científico

cristales
Foto: Pixabay

De acuerdo con El Español, no hay bases científicas que confirmen los beneficios de los cristales curativos. No obstante, esto no impide que las personas los compren con la idea de canalizar energía espiritual.

Un estudio del Centro de Investigaciones Pew concluyó que el 42% de los estadounidenses creían que esa energía espiritual se podía canalizar mediante objetos físicos, y que más del 60% apoyaba al menos una creencia de la nueva era, como lo son la astrología y los médiums.

Madagascar, un caso particular

Madagascar es un país excepcional en lo referente los cristales curativos porque debajo de sus suelos se encuentran múltiples de ellos, como cuarzo rosa, turmalina, amatista, turlino, labradorita y corlino.

Es un país con una infraestructura, capital y regulación laboral escasos y dudosos. Debido a esto, son personas quienes extraen los cristales del suelo, labor que debería ejercer la maquinaria moderna en general.

La extracción “artesanal” es llevada a cabo tanto por trabajadores, personas comunes y grupos familiares a cambio de pagos miserables la mayoría de las veces. Cabe destacar que Madagascar es uno de los países líderes en la exportación de cristales curativos.

Puede concluirse que el mercado de los cristales curativos esconde tras de sí algunos secretos desagradables que rara vez salen al público. Y los hechos reales de curación aún son inconclusos.