5 reglas para negociar exitosamente una oferta de empleo

Si mereces un mejor trato, no dudes en exigirlo... sólo asegúrate de seguir estas reglas
5 reglas para negociar exitosamente una oferta de empleo
Con estas reglas, podrías obtener mejores beneficios en tu próximo empleo.
Foto: TeroVesalainen / Pixabay

Como seguro sabes, negociar una oferta de trabajo es una situación compleja. Y es que muchas veces uno no sabe cómo pedir un mejor salario o algunos beneficios extras y terminas aceptando cualquier cosa que la empresa te ofrezca.

Sin embargo, si sigues las siguientes reglas, de seguro podrás estar en una mejor posición de negociación, y podrías estar en mayores posibilidades de conseguir un mejor trato.

¡Sigue leyendo!

1–Asegúrate de gustarles

Recuerda que las personas sólo lucharán por ti si les caes muy bien. Por eso, cualquier cosa que hagas en una negociación que te haga menos agradable reducirá las posibilidades de que te ofrezcan una mejor oferta.

Para eso, trata de pedir lo que mereces sin parecer codicioso, señala las deficiencias de la oferta sin lucir mezquino y sé persistente sin llegar a convertirte en una molestia.

2–Ayúdalos a entender por qué mereces lo que pides

Si pides un mejor salario o trabajar desde casa unos días a la semana, debes justificar esto. Después de todo, tus posibles empleadores deben comprender por qué mereces esto que probablemente no les dan a los demás empleados.

Si no tienes una justificación para estas solicitudes, quizás lo mejor sería no hacerlas.

3–Deja claro que aceptarás la oferta

A la gente no le gusta mejorar una oferta si sospechan que, al final, de todos modos puedes rechazarla e irte a trabajar a otra parte.

Por eso, si pides un paquete laboral mejor, deja claro que trabajarás con ese empleador.

4–Entiende a la gente con la que negocias

Antes de influir en la otra persona, debes entenderla. Es decir, saber cuáles son sus intereses y preocupaciones.

Por ejemplo, es muy diferente negociar con el que sería tu jefe que con el de Recursos Humanos. Es este caso, tu posible jefe quizás sería más flexible en mejorar la oferta de trabajo, porque él se beneficiaría directamente de tus servicios, mientras que el de RR.HH. no estaría en la misma situación.

5–Prepárate para preguntas difíciles

Podrías hacerte algunas preguntas complicadas como “¿Tiene alguna otra oferta?”, “Si te hacemos una mejor oferta mañana, ¿dirás que sí?” “¿Somos tu mejor opción?”.

Si no estás preparado para estas preguntas podrías terminar diciendo algo que no te conviene. Por eso, debes prepararte para responderlas para no poner en peligro tu posición de negociación. Debes responder honestamente sin parecer un candidato poco atractivo. Piensa en la mejor forma de responder estas preguntas y lograrás una mejor oferta.

Fuente: hbr.org

–También te puede interesar: Ciudad de Kansas te paga hasta $15,000 por irte a vivir ahí