Legislador republicano promete impulsar ley que otorgue licencias a indocumentados en Florida

Legislador republicano promete impulsar ley que otorgue licencias a indocumentados en Florida
David Simmons (centro) prometió una ley que otorgaría licencias a indocumentados en Florida.
Foto: Cortesía

Pese a que Florida cuenta con una legislatura y gobierno estatal que se han caracterizado por tendencias antiinmigrantes, grupos que abogan por los indocumentados tienen la esperanza de que se apruebe una ley que permita a esos inmigrantes obtener la licencia de conducir. Una coalición de organizaciones, la mayoría hispanas, dicen que en está ocasión es diferente porque un legislador estatal que apoya a Donald Trump quiere que los indocumentados tengan oportunidad de obtener este documento que les permitiría manejar, ya sea que estén legalmente en Florida o no.

El senador estatal David Simmons, republicano de Altamonte Springs, ciudad vecina de Orlando, promete presentar un proyecto de ley que ofrecería a los trabajadores indocumentados una licencia para conducir. Solo está a la espera de que comience la sesión en el Congreso estatal para presentar la propuesta después del 14 de enero, que es cuando comienzan las sesiones en la legislatura de Florida.

“La diferencia es que la propuesta viene de un republicano, eso nos da mucha esperanza”, dijo Erika Escamilla, administradora ejecutiva de Unimex, organización que agrupa a mexicanos en la región de Tampa. “Por eso nuestro papel como organización es asegurarnos de que no sea una falsa promesa, pero también convencer a otros legisladores y nos estamos enfocados en los republicanos porque son más difíciles de convencer, para eso estamos invitando a más organizaciones a que nos apoyen, porque hemos visto en otras ocasiones que cuando han intentado una ley similar no pasa, se muere”, añadió Escamilla.

Se estima que hay 700,000 inmigrantes que viven sin documentos legales en Florida y tienen prohibido obtener una licencia de conducir estatal. Los expertos dicen que cuando esos inmigrantes eligen conducir sin una licencia, ponen en riesgo a todos en las carreteras.

“Es nuestra oportunidad. Si realmente todas las organizaciones saben los traumas, prejuicios y todo lo que han pasado los inmigrantes indocumentados por no tener licencia, es momento para que apoyen este esfuerzo y que nos acompañen a Tallahassee [capital de Florida]”, dijo Oscar Pineda, presidente de Casa México Florida y locutor radial de La Mejor 1340 AM que sirve a la comunidad mexicana de Florida Central.

Aunque no hay datos directos que muestren que conductores indocumentados chochan y después huyen, aquellos que presionan para otorgar licencias para todos los inmigrantes indican que en los 14 estados donde se otorgan licencias para indocumentados, entre ellos California, se registra que accidentes ocasionados por conductores sin seguro disminuyen ya que inmigrantes con licencia son menos temerosos a huir de la escena cuando hay un choque.

Escamilla, de 33 años, nació en Hidalgo, México, y logró la ciudadanía gracias a su madre que era residente legal. Ella vive en la ciudad de Clearwater, Florida, donde hay una gran población de mexicanos de segunda y tercera generación. “Los más beneficiados serían los ciudadanos porque la gente va a estar adecuadamente asegurada. Aparte el estado va a recibir un incentivo económico como se ha demostrado en otros estados que otorgan licencias a indocumentados”, comentó la mexicana.

Otra de las preocupación de los grupos proinmigrantes es que al interactuar con los policías los conductores indocumentados que manejan sin licencia resultan arrestados, expuestos a maltratos por los custodios, incluso por otros reclusos con crímenes muy graves, y en el peor de los casos un agente federal es llamado para después enviar al detenido a un centro de detención de inmigración.

“Creo firmemente en tratar a las personas con dignidad y respeto”, dijo Simmons durante una reunión celebrada recientemente en Orlando con los grupos pro inmigrantes. “No me gusta que se les califique a las personas que están aquí indocumentadas como un grupo de delincuentes o asesinos. Necesitamos resolver este problema”, añadió el senador estatal.

Para Otto Cuevas, activista veterano en favor de los inmigrantes, cree que la falta de organización y compromiso de los líderes mexicanos es lo que ha retrasado una ley que otorgue licencias a indocumentados. “Yo tengo 30 años ayudando a personas que están detenidas y no hablan inglés y me he dado cuenta de organizaciones que solo lucran por su beneficio, pero no ayudan a su comunidad”, aseguró el guatemalteco, quien es coordinador comunitario en Unimex. Agregó que la esperanza son jóvenes como Escamilla quienes se están formando como líderes para que luchen por los inmigrantes.

La organización Unimex se ha reunido con funcionarios y alguaciles en pro de los inmigrantes.

“Queremos hacer un bloque como organizaciones para ver qué tanto podemos influenciar en la Cámaras de Representantes y el Senado. Lo difícil va a ser el gobernador de Florida Ron DeSantis pero hay un argumento que es innegable, independientemente de que hay grupos racistas: si alguien te choca y no tiene seguro pierde toda la gente, son argumentos que grupos opositores tienen que escuchar”, señaló Cuevas.

La organización Florida Policy Institute publicó un informe de noviembre de 2019 que justifica que todos los inmigrantes tengan la oportunidad de obtener una licencia para conducir. El informe también estima que el estado recibiría $68 millones adicionales en ingresos de tarifas, impuestos y compras de vehículos.

Sin embargo, otros inmigrantes dicen que esas licencias solo servirían para identificar a los inmigrantes sin documentos para deportarlos. Pineda dice que la propuesta de ley es específica y lo que indica es que la información que se le provea a la Oficina de Vehículos y Motores es confidencial.

“Esperamos presentar el proyecto de ley en febrero y que haya una votación en junio. Le agradezco a David Simmons que ha puesto los ojos en nosotros. No obstante que es republicano, es una excelente persona, te escucha, habla español y le interesa el tema porque implica seguridad en las carreteras y beneficio económico”, aseguró Pineda, mejor conocido como ‘El Capi’. “De hecho queremos invitar a todo el mundo porque nos enfrentamos a un cuadro racista que no nos favorece, pero nada se pierde con intentar”, añadió el comunicador.

Otros grupos que forman la coalición por una ley de licencias para indocumentados son el Centro Comunitario la Esperanza, la Asociación Campesina de Florida con sede en Apopka, Unimex y la Coalición de Inmigrantes de Florida, entre otras organizaciones.