Una matrícula de automóvil podría ser censurada por connotación ofensiva hacia los inmigrantes

Autoridades de Utah analizan retirar la placa ante la polémica desatada sobre la carga política de la palabra
Una matrícula de automóvil podría ser censurada por connotación ofensiva hacia los inmigrantes
¿Depórtenlos?
Foto: Cortesía Matt Pacenza

La matrícula de un automóvil expedida por la División de Vehículos de Motor (DMV) en el estado de Utah ha generado controversia por el mensaje que estaría enviando al ser personalizada con las letras: DEPORTM, que en inglés tendría el significado de DEPÓRTENLOS.

La polémica se desató en las redes sociales luego de que Matt Pacenza, un profesor de preparatoria y residente de Salt Lake City, tomó una foto de la placa que vio en un vehículo que circulaba por la calle y la publicó el jueves en su cuenta de Twitter.

Para Pacenza, la formación de letras en esta placa tiene una tremenda carga política, es agresiva y de confrontación, por lo que decidió lanzar una pregunta pública dirigida a las autoridades del DMV: “¿Cómo es que esta placa que acabo de ver no viola sus directrices?“.

Usuarios de las redes sociales consideraron que tiene una connotación ofensiva hacia los inmigrantes indocumentados y ante la andanada de críticas en contra de las autoridades, la Comisión de Impuestos de Utah -entidad encargada de supervisar al DMV- dijo que analiza dar de baja la matrícula.

En declaraciones al periódico The Salt Lake Tribune, Tammy Kikuchi, portavoz de esa comisión, confirmó que esa matrícula fue aprobada por el DMV en 2015, por lo que ahora revisan si cumple con las normas para la expedición de placas personalizadas.

“No estamos seguros cómo es que pasó. Estamos verdaderamente sorprendidos”, declaró Kikuchi.

Palabras prohibidas

La ley de Utah prohíbe placas para vehículos con palabras o formación de caracteres que puedan tener connotaciones ofensivas al buen gusto y a la decencia, que puedan ser malinterpretadas, que expresen desprecio, ridículo o superioridad de una raza, religión, deidad, herencia étnica o afiliación política.

También están censuradas palabras vulgares, despectivas, obscenas y profanas, que hagan referencia a drogas, parafernalia para uso de drogas, actos sexuales, genitales o funciones corporales, que expresen o sugieran un peligro para el bienestar público.