Senadores de Florida acuerdan reforzar la seguridad en las escuelas para evitar más tiroteos

Los representantes públicos quieren "que los niños estén a salvo" en las escuelas
Senadores de Florida acuerdan reforzar la seguridad en las escuelas para evitar más tiroteos
Los legisladores de Florida han presentado un proyecto de ley para instalar alarmas para avisar directamente a la policía.
Foto: Getty Images

Casi dos años después del tiroteo masivo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, en Florida, los senadores estatales han presentado propuestas adicionales sobre seguridad escolar.

En vísperas del comienzo de la sesión legislativa anual, el Comité de Infraestructura y Seguridad del Senado aprobó por unanimidad  dos medidas que apuntan a mejorar los tiempos de respuesta en caso de tiroteos o ataques a escuelas.

La senadora Lauren Book, una demócrata de Plantation que forma parte de un panel estatal designado para investigar el tiroteo de esa escuela y hacer recomendaciones al respecto, está presionando por los proyectos de ley.

“Solo queremos asegurarnos de que nuestros niños estén a salvo”, afirmó.

Una de las propuestas (SB 70) requeriría alarmas de pánico en todas las escuelas públicas de Florida, incluidas las escuelas chárter. Las alarmas, que podrían costar alrededor de $253.8 millones para implementar en todo el estado, se colocarían dentro de los edificios escolares y serían accesibles para los administradores, maestros y miembros del personal.

Los sistemas de alarma de pánico vincularían las oficinas principales de la escuela con los departamentos de policía. Las alarmas se activarían manualmente y enviarían automáticamente señales a la policía. Los distritos escolares tendrían la opción de silenciar las alarmas de pánico.

El proyecto de ley lleva el nombre de Alyssa Alhadeff, una de las 17 víctimas mortales del tiroteo en el Marjory Stoneman Douglas el 14 de febrero de 2018.

“El tiempo es crítico en una situación de asalto. Cuando se trata de salvar vidas como la de Alyssa y sus amigas, los segundos son importantes”, afirmó.

Si se aprueba el proyecto de ley, las escuelas necesitarían usar botones de pánico vendidos e instalados por vendedores privados. El proyecto de ley permitiría a las escuelas pagar las alarmas de pánico con fondos estatales en el Programa de Financiación de la Educación de Florida (FEFP por sus siglas en inglés), que suele estar muy vigilado durante las negociaciones presupuestarias.