Alivio espiritual en medio de ansiedad por familiares en Puerto Rico

Alivio espiritual en medio de ansiedad por familiares en Puerto Rico
Un servicio de oración por Puerto Rico se realizó en la Iglesia Episcopal Jesús de Nazareth en Orlando. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Impremedia

Fue un servicio emotivo. Un bálsamo para el espíritu en momentos de mucha ansiedad para los puertorriqueños que viven en Orlando y tienen familiares en Puerto Rico. En los últimos días la isla ha sufrido una serie de terremotos que ha dejado decenas de casas derrumbadas y personas durmiendo en la calle.

“Me he dado cuenta de que la congregación está aquí unida para ayudar y quiero darle gracias por lo que hacen. Por suerte, Puerto Rico los tiene a ustedes que han ayudado a los que vinieron y sé que ayudarán a los que vendrán. Vamos a seguir orando y ayudando al necesitado”, dijo Nancy Rosado, líder comunitaria que viajó a Puerto Rico con un programa de adopta un pueblo que consistió en entregar lámparas solares para personas que no tenían luz en la isla después del Huracán María.

La misa de la iglesia episcopal Jesús de Nazaret fue convocada por el sacerdote José Rodríguez, quien se ha caracterizado por ayudar a su comunidad en Azalea Park en este de Orlando y también por acoger a los desplazados por el huracán María. El servicio de oración y eucaristía por Puerto Rico se realizó el pasado domingo 12 de enero.

“Sabemos que ustedes están listos y que van a seguir ayudando”, dijo Laudi Campos de Hispanic Federation ante a congregación conformada por hispanos. Y el senador Víctor Torres, quien también es miembro de la Iglesia, dijo que ha estado pidiendo ayuda en la legislatura estatal y que le han dicho que tiene que solicitarlo y llenar formas.

“Yo voy a hacer todo lo posible por obtener la ayuda y trabajar juntos para ayudar a Puerto Rico”, dijo Torres.

La representante estatal Amy Mercado comentó que juntos pueden hacer mucho. “Primero la Florida Central debe estar pendiente y preparada para ayudar a nuestros hermanos en Puerto Rico y cuando vengan”, dijo la legisladora.

“Lo único que estoy pensando es que mi padre está durmiendo en la calle, fuera de su apartamento, pasando por un momento bien difícil. Por eso hay que seguir ofreciendo apoyo a la gente y reconocer lo que hace falta allá y desde acá todos unidos podemos dar un poquito de confort a nuestra familia. Nuestra comunidad es fuerte y tenemos fe de que vamos a sobrepasar esto”, dijo Ricardo Negrón, de Latino Justice.

Johanna López, miembro de la Junta Escolar del Condado de Orange, señaló que se prevé que lleguen familias con alumnos ya que desde que comenzaron los terremotos en diciembre los niños no han asistido a clases.

“Vamos a recibirlos y no necesitarán igualar la matrícula, sino que con solo la palabra del padre los enrolaremos en la escuela al grado que les corresponde”, aseguró López.

El padre Rodríguez finalizó el servicio y dijo que están listos para ayudar emocionalmente a toda la gente que llegue.