Cacerolazo en Orlando contra la gobernadora de Puerto Rico

Indignación por el hallazgo en Ponce de un almacén lleno de suministros, que no han sido usados para ayudar a la gente desde 2017 pese al rudo golpe del huracán María y los recientes terremotos en la isla
Cacerolazo en Orlando contra la gobernadora de Puerto Rico
Boricuas en Orlando protestaron contra la gobernadora de Puerto Rico Wanda Vásquez. (Roxana de la Riva / La Presa)
Foto: Impremedia

El centro de Orlando volvió a escuchar los cacerolazos de un grupo de boricuas que se unieron a la manifestación convocada en San Juan, Puerto Rico, en protesta contra el gobierno de Wanda Vázquez Garced. “Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”, decía la pancarta que portaba una manifestante. “Adentro y afuera Puerto Rico se respeta”, “Wanda, pa´fuera. Wanda renuncia” eran las arengas que gritaban los manifestantes.

En punto de las 8 de la noche del pasado lunes, los golpes de las cacerolas recordaron las protestas en contra de Ricardo Rosselló el verano del año pasado. El enojo de los boricuas se revivió con el hallazgo el sábado de un almacén lleno de suministros en Ponce en momentos cuando Puerto Rico ha sido impactado por una serie de terremotos desde el 28 de diciembre. El malestar estalló ya que en el almacén encontraron casetas, pañales desechables para niños y muchos suministros que son esenciales en estos momentos donde hay damnificados por los terremotos que se quedaron en la calle.

“Estamos aquí en Orlando enfurecidos porque el gobierno nos miente, el puertorriqueño y el gringo, lo de siempre, pero el puertorriqueño nos dice que no sabía. Wanda nos dice que no sabía, pero esta por escrito y ella lo firmó. Nos mintió”, dijo Giovanni Bravo Ruiz, activista y organizador comunitario.

Se confirmó durante el fin de semana que la ayuda de emergencia encontrada en el almacén proviene de cuando el huracán María azotó la isla hace dos años. Así los boricuas de Orlando junto con defensores y aliados se unieron al Paro Nacional convocado en la isla y con el sonido de las cacerolas mostraron su indignación después de que se descubriera ese almacén lleno de suministros durante el fin de semana.

Hay indignación en el pueblo porque tantos suministros permanecían escondidos en un almacén mientras sus residentes luchaban por recuperarse de otro desastre pasando necesidad. Por eso los boricuas de la diáspora están “enfurecidos” con la corrupción del gobierno plagado de mentiras.

Los manifestantes comentaron que se seguirán manifestando al mismo tiempo que los boricuas que viven en la isla para estar en solidaridad con ellos.